Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Con neumáticos usados buscan lograr mezclas asfálticas de última generación

Jóvenes investigadores de la Facultad de Ingeniería de la UNNE liderados por el M.Sc. Horacio Vallejos – profesor titular de la Cátedra Vías de Comunicación I de la mencionada Unidad Académica- trabajan en un proyecto para reutilizar los neumáticos usados dispersos en grandes volúmenes por la ciudad para producir mezclas asfálticas para pavimentos. De implementarse esta tecnología vial, sería un proyecto pionero no solo a nivel nordeste sino también nacional.

El proyecto de investigación se denomina “Mezclas asfálticas con polvo de neumáticos” y fue el resultado de un pedido puntual realizado por la actual intendente de Resistencia, Chaco, ingeniera Aída Ayala a las autoridades de la Facultad de Ingeniería de la UNNE para encontrar una solución viable y ecológica para quitar de la ciudad la gran cantidad de neumáticos en desuso que contaminan el ambiente de forma preocupante y creciente.
Con esa consigna, el ingeniero Vallejos y su grupo idearon no solo una solución ecológica sino también tecnológica al problema. “Ecológica –comenta el investigador- porque utilizaremos como materia prima a uno de los residuos de mayor volumen en el mundo que impactan muy desfavorablemente en nuestro medio ambiente: los neumáticos. Además, brindaremos soluciones de tipo tecnológico, porque al incorporar caucho molido a los ligantes asfálticos que -por experiencias exitosas en Norteamérica y Europa, donde ya se utiliza esta técnica- se logra un pavimento de mayor adherencia, cohesión, durabilidad además de mantener las características estructurales y superficiales del mismo y la disminución de las deformaciones plásticas permanentes” explicó el ingeniero Vallejos a El Universitario.
El proyecto, aprobado por la Secretaría General de Ciencia y Técnica de la Universidad Nacional del Nordeste, iniciará con una etapa de diseño de la mezcla asfáltica a utilizar a través de distintos test de comportamiento “emplearemos el tradicional ensayo Marshall, también mediremos la viscosidad del asfalto con caucho a través de un viscosímetro rotacional Brookfield -equipo recientemente adquirido por nuestra Facultad de Ingeniería- y por los ensayos Test de Lottman modificado, así como el ensayo de Wheel Tracking Test y Módulo Dinámico, explica Vallejos. Estos tests servirán para comparar los resultados obtenidos con mezclas densas de similares características, pero elaboradas a partir de asfaltos convencionales, como también con asfaltos modificados con polímeros.
El trabajo continuará con la construcción de un tramo experimental consistente en la pavimentación de una calle urbana o algún tramo de ruta en ejecución en los Municipios de Corrientes o de Resistencia o en jurisdicción de las Provincias del Chaco o Corrientes en las Direcciones de Vialidad a través de convenios que oportunamente se firmarán entre algunos de éstos entes con la Facultad de Ingeniería de la UNNE.
Finalmente, el grupo realizará transferencia de conocimientos y tecnologías logradas, como así también asistencia técnica a organismos viales públicos o privados con el fin de lograr instalar esta nueva tecnología como fórmula viable para ser utilizada en el nordeste, sumado al incalculable beneficio del aporte medioambiental que surge de la reutilización de los neumáticos en desuso en la fórmula.

Cemento + caucho molido
El equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería de la UNNE integrado por el ingeniero Horacio Vallejos y los alumnos Víctor Nicolás Medina, Ramón Alejandro Correa, José Adolfo Andriani y Leandro Denis Kazan plantea realizar el trabajo con caucho molido –que es la forma en la que se reutilizan los neumáticos en las mezclas asfálticas- el cual será provisto en principio por  empresas argentinas como ser Molicaucho S.A. “porque aquí en la región no contamos con las máquinas que muelen neumáticos -sostiene Vallejos- pero esto hasta que se pueda diseñar en forma conjunta con los alumnos de la Cátedra Ingeniería Mecánica de nuestra facultad, un equipo de molienda de caucho con el que se podrá abastecer a toda la región nordeste.”
El caucho molido proveniente de la molienda de neumáticos puede ser mezclado con cemento asfáltico antes de adicionar el agregado que se utiliza para completar la fórmula de un pavimento, a este proceso se lo denomina “proceso húmedo”; también puede ser adicionado al agregado directamente antes de la mezcla con el asfalto. A este último se lo conoce como proceso seco.
En este proyecto de investigación, los estudiosos analizarán la mezcla del cemento asfáltico con caucho de neumáticos a través del proceso húmedo. Este consiste en una mezcla de cemento asfáltico y aproximadamente 5 a 25% de caucho molido, a una temperatura entre 170 a 200oC, los que forman una composición llamada asfalto-caucho.

Los investigadores evaluarán también la cantidad de neumáticos a utilizarse por cuadra o kilómetro de pavimento y el impacto que significará para el medio ambiente.

Con la mira puesta en la tecnología vial de EEUU
El ingeniero Horacio Vallejos es un profesional que comulga fiel y permanentemente con la idea del perfeccionamiento y la actualización para estar al tanto de la última tecnología que se utiliza en el mundo y así poder transferirlos a sus alumnos y en sus proyectos. En este marco, el especialista de la UNNE participó recientemente de un Seminario realizado en el LEMIT –Laboratorio de Entrenamiento de Materiales Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica- dependiente de la Comisión de Investigación Científica del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires denominado “Materiales y Mezclas Asfálticas para Pavimentación”. El evento contó con la presencia de ingenieros y laboratoristas de las vialidades de todo el país quienes aprendieron en vivo y en directo, con ensayos y en prácticas de laboratorio trabajos con mezclas asfálticas de última tecnología.
Los expositores de este destacado Seminario –comentó Vallejos- fueron profesionales extranjeros integrantes de la AASHTO (Asociación de Estados Americanos sobre Transporte y Carreteras) quienes han determinado ya en la década del `90 ensayos para predecir los comportamientos de las mezclas asfálticas en los pavimentos, a través del  Programa Estratégico de  Investigación  de Carreteras, más  conocido  por  sus  siglas  en  inglés SHRP  (Strategic Highway  Research  Program). El estudioso local explica en este sentido que toda la tecnología vial utilizada en nuestras rutas y asfaltos es de origen norteamericana “pero si usamos esta tecnología debemos aprender a utilizarla y aplicarla correctamente, sobre todo teniendo en cuenta que nuestras características de suelo, clima, cargas, sobrecargas y comportamientos de transporte son muy distintas a las de EEUU”.
En Noviembre de este año, el máster science Horacio Vallejos participará representando a la UNNE como expositor de la edición número XVI del CILA –Congreso Iberoamericano del Asfalto- que se realizará en Río de Janeiro, Brasil con otro tema vial innovador de su autoría denominado “Drenaje en Pavimentos”. Con este trabajo el estudioso propone un sistema de drenaje, apto para el movimiento del agua en la estructura de pavimentos en obras de rehabilitación, utilizando bases drenantes con mezclas asfálticas de bajo tenor de asfalto y alto porcentaje de vacíos. El trabajo fue ideado por el especialista de la UNNE con la idea básica de contrarrestar a la humedad, factor determinante que disminuye la vida útil del pavimento e incrementa sus costos de mantenimiento.

Legislación para la utilización de caucho en la industria vial
En el proyecto presentado por los investigadores de la UNNE se subraya que la homologación técnica de este trabajo servirá de base para sustentar una futura legislación sobre la utilización del caucho en la industria vial, dado que, al margen de la importancia de su uso por razones ambientales, se determinará que no existe un perjuicio técnico en la durabilidad de las mezclas asfálticas elaboradas a partir de esta tecnología.
Algunos resultados muestran –sostienen los autores- que las mezclas asfálticas ejecutadas con caucho molido de neumáticos, tienen sus propiedades mejoradas, aumentando la flexibilidad de los pavimentos y, por consiguiente, retardando la aparición de fisuras, sellando las fisuras existentes y aumentando la impermeabilización proporcionado por las capas asfálticas.

España acumula anualmente 200 mil toneladas de neumáticos en desuso.
En Argentina rondan las 70 mil toneladas.

*Carzino, Guadalupe