Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

Destacan nuevos conocimientos generados sobre el Iberá


En el marco de las Jornadas “UNNE Investiga 2014” se presentaron resultados y estado de avance de investigaciones que se realizan a través del Programa Iberá+10. Resaltan la relevancia de la información para diseñar estrategias de preservación y valorización del ecosistema Iberá.
Iberá+10 es un programa que pretende integrar los conocimientos existentes y los que se obtengan en el curso de las tareas de investigación a desarrollarse en el Macrosistema Iberá, para poder brindar información válida y accesible con la más alta tecnología. 

Es una iniciativa a gran escala por la magnitud del territorio que se estudia y por la gran cantidad de investigadores que participan, que incluye científicos de la UNNE, institutos científicos como CONICET e INTA y de otras universidades nacionales.

El Programa Ibera+10  fue lanzado en mayo de 2012, y en el marco de las Jornadas “UNNE Investiga 2014”, que se realizaron el jueves y viernes pasado, se presentaron avances y resultados de las distintas líneas de trabajo que se llevan a cabo a través de 15 proyectos. 

“Los resultados son muy satisfactorios, actualizando datos, ampliando relevamientos y muestreos, con hallazgos inéditos, y vinculando a distintas disciplinas en un abordaje integral de la  ecorregión Iberá, expresaron desde la Secretaría General de Ciencia y Técnica de la UNNE, a cargo de la coordinación de Iberá+10”. 


Algunos resultados relevantes alcanzados hasta el momento, permiten actualizar datos de diversidad, distribución y características de fauna, flora y el ambiente del Iberá, información no sólo importante para conocer el estado de las especies sino también para identificar cambios en el ecosistema y predecir escenarios ambientales futuros, y definir estrategias de conservación. 

También se estudiaron aspectos vinculados a la salud y forma de vida de la población. 

LOGROS. Respecto a las aves del Iberá, una de las mayores atracciones de la reserva natural, se logró un aumento del elenco conocido de aves en 10 especies. El bosque higrófilo tiene la mayor riqueza promedio de aves  con 175 especies, seguido de los humedales con 172 especies y pastizales con 61 especies. 

El 68% de las especies fueron registradas en un único hábitat por lo que cada hábitat tiene importancia en el aporte de especie a la riqueza total. Las aves amenazadas están concentradas en pastizales y pajonales.

Sobre anfibios y reptiles, se registraron 116 especies, mayor a los registrados en la última actualización realizada en la UNNE en el año 2003. La riqueza específica representa el 72% de especies de anfibios y reptiles le la provincia de Corrientes. 

En el marco de este proyecto, se propone una nueva determinación de áreas de conservación de anfibios y reptiles en la reserva. 

Otra de las iniciativas avanzó en la ampliación del conocimiento de la diversidad de especies de peces, con tres nuevas especies para la ciencia y 4 nuevas especies para la cuenca Iberá. Se planteó la descripción de la estructura trófica de la comunidad de peces del Iberá, así como una revalorización de dichas especies, para lo cual se está realizando un “mapa de peces” del Iberá. 

También se avanzó en el marco de Iberá+10 en la caracterización de tres grupos faunísticos de la reserva natural como las arañas, moscas y escarabajos, que son indicadores de cambios en los ecosistemas. 

Se determinaron 25 familias y 89 especies de arañas, algunas citadas por primera vez para el Iberá, se recolectaron 405 individuos pertenecientes a 23 especies y 4 subfamilias de escarabajos; y se capturaron 463 dípteros "moscas" pertenecientes a seis familias, de las cuales siete especies son nuevas citas para Corrientes y una nueva para Argentina. 

Otro proyecto trabaja sobre biodiversidad y conservación de los recursos vegetales de la reserva Iberá, con un equipo amplio de investigadores que relevan diversidad de plantas melíferas, aromáticas, medicinales, sabanas y praderas, bosques hidrófilos, malezas y plantas tóxicas, plantas con frutos comestibles, diversidad floral, líquenes, hongos y plantas acuáticas y ornamentales entre otros aspectos. 

En cuanto al estado Ecológico del Iberá, se analizaron las características físicas y químicas del agua y el patrón espacial de las comunidades con mayor indicador de las lagunas, que demuestra fluctuaciones en la biodiversidad según periodos de seca o mayores precipitaciones. 

Los investigadores evalúan cambios producidos en la proporción de taxa en las diferentes colectividades vegetales y animales, y en la abundancia de las especies indicadoras.

En el marco de ese proyecto, con gran avance, se trabaja en la redacción de un libro que actualizará información sobre el estado ecológico de la reserva. En sus capítulos, se brindarán datos sobre "El Agua de los esteros, lagunas y ríos"; Algas suspendidas en el agua: fitoplancton; Los animales microscópicos en suspensión: Zooplancton; La vegetación del Iberá, cuatro décadas después; y Las áreas vegetadas ¿habitan o alimentos para los invertebrados?

En otra investigación del Programa Iberá+10, se estudiaron las comunidades de Heterópteros Acuáticos y Semiacuáticos, más conocidos como “Chinches de Agua” que también cumplen un rol ecológico,  de los cuales se registraron 51 especies. Una especie se cita por primera vez para la Argentina y un género se cita por primera vez para Corrientes, y de la reserva del Iberá se citan por primera vez siete géneros y 10 especies. 

De las especies de chinches de agua conocidas en la provincia de Corrientes, el 62% se hallan en la reserva del Iberá, lo que expone la necesidad de preservar los cuerpos de agua de Iberá para conservar estas especies. 

Para la Mastofauna del Iberá, se registraron 37 especies de mamíferos nativos y una especie exótica asilvestrada de burro. Se lograron tres registros novedosos para el Iberá de murciélago, un roedor de pequeño tamaño y un roedor de tamaño medio que alcanza los 12 kilos. 

También se analizó el perfil parasitológico de los mamíferos del Iberá, como determinante de otros aspectos ecológicos. 

Otro proyecto con importante avance estudia la diversidad de termitas e invertebrados de la hojarasca y el suelo en la Reserva del Iberá, a fin de determinar los roles ecológicos que cumplen y establecer comparaciones con registros previos.

SALUD DEL IBERA. Pero también se estudiaron aspectos relacionados con la salud de la población del Iberá. Uno de los proyectos  analizó el perfil nutricional-metabólico-infeccioso en habitantes de los Esteros del Iberá, y entre otros resultados, determinó que desde el sobrepeso hasta la obesidad mórbida, están contemplados el 77% de los individuos estudiados. 

Existe una mayor prevalencia de factores de riesgo de hipertensión arterial, dislipidemia e inferior de hiperglucemia. El factor de riesgo predominante en la población masculina fue la presión arterial, siendo para las mujeres más prevalente la lipoproteína HDL disminuida, entre otros resultados. 

En cuanto a salud bucal, se detectó alto índice de caries dental, alta incidencia de enfermedades Gingivo-periodontales, prevalencia de apiñamiento dental y prognatismo, así como necesidad de asistencia y consulta por dolor, infecciones y tratamientos conservadores. 

También se avanzó en una investigación clínica comunitaria, un estudio integral de la salud de la población de la Reserva Natural del Iberá en forma integral, habida cuenta que diversos procesos han generado transformadores sociales, demográficos, y epidemiológicas con gran repercusión en la salud de la sociedad. 

En este proyecto, se estableció una efectiva articulación con los actores de la localidad de la reserva, permitiendo planificar y realizar campañas que recorrieron el área del Iberá. La meta del trabajo es plantear acciones pro-activas y recomendaciones transferibles tendientes a elevar la calidad de vida y bienestar individual y familiar de los habitantes de la reserva Iberá.

POBLACION Y TERRITORIO. En el Programa Iberá +10, se propuso además un análisis de la población y su territorio, para identificar la acción antrópica en la configuración territorial del Iberá.
La hipótesis de este estudio tiende a explicar que las acciones antrópicas generan transformaciones en el  territorio del Iberá.

Al respecto, se  propuso un trabajo tendiente a diagnosticar el estado sociodemográfico y cultural de la población del Iberá y que se ponen de manifiesto en diferenciaciones espaciales inteligibles.
Para el análisis se toman en consideración perspectivas cuantitativas (estadísticas, modelos, etc.) y cualitativas (información subjetiva) donde intervienen  la situación actual (localización y distribución espacial); dimensiones demográficas, sociales, fisiográficas-territoriales; tendencias en los cambios territoriales; situaciones detectadas en términos de desigualdad espacial como herramienta para la toma de decisiones en el ámbito de la planificación, entre otros aspectos.

Como cierre del trabajo de este estudio se buscará señalar aquellas ideas que puedan ser consideradas válidas en el diseño de propuestas para la planificación territorial del Iberá como aporte desde el abordaje de la Geografía Aplicada cuyo propósito es brindar lineamientos tendientes al mejoramiento de la calidad de vida de la población.

La situación del Ordenamiento Territorial en el Iberá también fue objeto de investigación. Una de las iniciativas busca determinar la situación actual del uso del Iberá a fines de conocer y aportar a su ordenamiento territorial.

Se trabaja en un análisis temático a diferentes escalas de las variables a ser tenidas en las diferentes unidades, pero además permite, mediante su integración a un Sistema de Información Geográfico, realizar un análisis sistémico integrador del Sistema.

El proyecto apunta a definir unidades del paisaje, identificar, desarrollar y mapear la cartografía temática de la zona en estudio, y asesorar a equipos técnicos y a decisores sobre procedimientos eficaces.

AMPLIAR LEGISLACION. Uno de los proyectos se relaciona con la legislación ambiental de la Reserva Natural del Iberá". En el marco de ese proyecto se hizo una recopilación de leyes ambientales nacionales y de la Provincia de Corrientes, y su impacto en la regulación del Iberá. 
Actualmente se está en trabajo de ejecución y redacción de propuestas de legislación ambiental para la mayor protección de la reserva. 

ANTECEDENTE. La Universidad Nacional del Nordeste ya tuvo al Macrosistema Iberá como objeto de estudio. En 1998 un grupo de investigadores junto a especialistas de otras universidades, realizaron un trabajo de campo durante aproximadamente dos años que quedó reflejado en el más importante y extenso informe de datos biológicos sobre el Iberá que existe hasta el momento.

Estos resultados fueron volcados en una extensa obra gráfica editada por la Editorial de la UNNE, integrada por cinco volúmenes titulados: “Fauna del Iberá”; “Flora del Iberá”; “Limnología del Iberá”; “El Iberá y su entorno fitogeográfico” y “El marco jurídico del Iberá”.

La reedición de esta investigación interdisciplinaria, a través del Programa “Ibera+10” apuesta a enriquecer y profundizar los conocimientos que existen sobre el macrosistema.