Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Estudian la actualidad del Guaraní, a 10 años de ser “idioma oficial alternativo”

Se cumplen 10 años de vigencia de la Ley 5.598 que declaró al Guaraní “Idioma Oficial Alternativo” de Corrientes y dispuso su revalorización y la enseñanza en todos los niveles educativos.  Un grupo de investigadores busca identificar cambios respecto del uso y visibilización del idioma en la última década.
La Ley 5.598 fue sancionada en la Legislatura de Corrientes el 28 de septiembre de 2004, promulgada en 19 de octubre de ese año, y publicada en el Boletín Oficial el 22 de octubre de 2004.
La normativa estableció el Guaraní como idioma oficial alternativo de la Provincia de Corrientes, y la incorporación en todos los niveles del sistema educativo provincial, la enseñanza del idioma Guaraní.
También dispuso la creación de un organismo permanente de rescate y revalorización de la cultura Guaraní, así como el fomento, conservación, preservación y difusión de la literatura en Guaraní; la señalización topográfica y de otra índole en ambas lenguas, y la irradiación de audiciones a través de las cuales se enseñe y practique la lengua Guaraní.
Previo a la promulgación de la Ley, un grupo de investigadores trabajaban en la descripción de la situación sociolingüística respecto de los usos del Guaraní en la Provincia de Corrientes. La investigación resultante “Entiendo pero no hablo” mostró que los usos lingüísticos estaban organizados por el discurso de la prohibición del Guaraní.
Luego de la aprobación de la Ley, continuaron los trabajos en la línea mencionada, y hacia el año 2010 se inició una investigación de la Universidad Nacional del Nordeste y el Instituto Superior San José de la ciudad de Corrientes para determinar la constitución del discurso de la prohibición del idioma en la provincia de Corrientes, como una etapa necesaria para profundizar el estudio de la situación actual del uso del Guaraní en la provincia. 
En los primeros estudios se indicaba que la existencia del Guaraní como lengua activa en la provincia era una realidad, y se lo usaba como lengua primera. Pero, aún con el reconocimiento oficial por ley como lengua alternativa provincial, se mantenían prohibiciones al idioma al no permitir a los chicos hablarlo, o se lo limitaba al no estar incorporada en la educación la idea de una educación bilingüe y menos aún reconocer a los  docentes bilingües que hay en ejercicio en la provincia de Corrientes. 
 “Esa investigación significó realizar una fotografía del escenario sociolingüístico del Guaraní, de cómo se constituyó la limitación de la transmisión. Hoy a diez años de la Ley 5.598 queremos actualizar esa foto, determinar qué paso con el idioma tras la sanción de la ley” explicó la profesora Carolina Gandulfo, directora del trabajo de investigación.
Para Gandulfo la ley de oficialización del Guaraní logró una notoria repercusión al momento de aprobarse, pero, su entender, en años sucesivos no avanzó lo suficiente en acciones para la preservación y promoción de la lengua.
 “Desde la sociedad se centró la importancia de la ley en la enseñanza en escuelas, pero la ley es más amplia, y promueve una revalorización integral del idioma”.
No obstante, aclaró que la intención del grupo de investigación que dirige no es criticar la ley ni su aplicación, “sino profundizar en distintas líneas de trabajo que contribuyan o sirvan de sustento a propuestas que puedan surgir hacia delante desde los sectores competentes”.
 “Con todo en contra, sigue siendo vital el Guaraní en muchos lugares” dijo y sostuvo que si bien se enfrenta el riesgo de pérdida del idioma en algunos lugares de la provincia de Corrientes por su falta de uso, también se observan nuevos usos y nuevas formas de visibilización del idioma en la provincia y la región.
Justamente en la investigación que se realiza desde la UNNE y el Instituto Superior San José, además de actualizar la foto de hace 10 años, se tiene como otro objetivo profundizar estudios para conocer “cómo” se llega a esa foto, pues creen que la limitación en la transmisión del idioma se constituyó dos o tres siglos atrás.
Pero un tercer objetivo busca analizar “¿cómo se avanza?”, que pasará con los hablantes de Guaraní, pues se están produciendo procesos de nuevos usos, así como nuevas forma de hacer visible el idioma.
 “Los nuevos usos del Guaraní nos ponen frente al desafío de analizar cómo se da hoy la transmisión, qué pasará con el idioma si hay personas que lo vuelven a hablar o personas que aprenden el idioma, en especial con el uso en nuevas generaciones de niños y jóvenes, así como en contextos más urbanos” explicó la profesora Gandulfo.

Líneas de Trabajo. La investigadora detalló que para actualizar el conocimiento de la realidad de esta lengua nativa y sus nuevos usos, se trabaja con un numeroso grupo de investigadores y becarios de investigación de la UNNE, del Instituto Superior San José y con la colaboración de otras universidades e instituciones educativas.
 “Se están realizando estudios en ámbitos concretos, y con la particularidad de ser trabajos colaborativos, es decir que en la investigación participan como investigadores personas que hablan el Guaraní, o que sus familias hablan el Guaraní, o responsables de instituciones en que el idioma nativo es vigente” comentó la directora del grupo de investigadores.
Una de las líneas de trabajo analiza el discurso de la prohibición del idioma en la primera mitad del siglo XX en Corrientes, por medio de un estudio sobre sus formas de manifestación en contextos escolares.
Otro estudio se centra en los usos lingüísticos bilingües Guaraní-Castellano en la historia de una escuela rural de Colonia La Elisa, San Roque, y continuará con el objetivo de analizar la situación actual revisitando la memoria institucional de una comunidad en la que el Guaraní se sigue hablando. Otros investigadores estudian un ámbito escolar donde se aborda la inserción de maestros de Guaraní designados oficialmente en dos escuelas primarias en Corrientes.
Un trabajo se enfoca en la transmisión intergeneracional de prácticas comunicativas bilingües (Guaraní-Castellano), a través del análisis comparativo de dos familias correntinas en cuatro generaciones; y se realiza además una investigación sobre trayectorias educativas de estudiantes pertenecientes a minorías etnolingüísticas: romani, moqoit, y correntinos que hablan Guaraní.
También se está estudiando la relación entre el Guaraní y las nuevas tecnologías de la información y comunicación, pues las nuevas tecnologías están generando nuevos usos del idioma así como su visibilidad.
 “Es una investigación amplia, con muchas líneas diferentes de trabajo, y confiamos nos siga aportando el conocimiento necesario para contextualizar la realidad del guaraní de hoy, y desde ese conocimiento posibilitar que se generen acciones para la preservación y promoción del idioma” finalizó Gandulfo.

José Goretta
14 de Octubre de 2014