Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Identifican alto nivel de tolerancia a las situaciones de violencia laboral

 

Un grupo de investigación de la UNNE lleva a cabo un estudio sobre violencia laboral en organismos públicos de trabajo de Chaco y Corrientes, en el cual pudieron constatar un alto nivel de tolerancia a las situaciones de violencia.  Trabajan con sindicatos e instituciones para instrumentar estrategias de prevención y abordaje.

Se trata del proyecto “Violencia en la relaciones de trabajo en organismos estatales con sede en la ciudad de Resistencia, Chaco", una investigación que se desarrolló entre 2012 y 2013 y que actualmente se extiende a organismos de la ciudad de Corrientes.

El objetivo del estudio en ambas ciudades es describir los rasgos de la cultura de las organizaciones en las cuales se detectan prácticas de violencia laboral que son toleradas, tanto por los trabajadores cuanto por las autoridades.

La investigación se desarrolla a través de encuestas, entrevistas y observaciones directas en contextos de trabajo de organismos estatales de las ciudades de Resistencia y Corrientes, como escuelas, ministerios, universidades, entre otras dependencias.

"Existen en los organismos públicos un alto nivel de tolerancia a las situaciones de violencia laboral" señala la  doctora la doctora Ana Rosa Pratesi, directora del proyecto que se realiza en la carrera de Relaciones Laborales de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNNE.

Los investigadores abordan la problemática en base al concepto de violencia laboral como el ejercicio de poder de una persona hacia otra que se evidencia en las relaciones laborales en forma permanente o reiterada.

Si bien la violencia laboral es una problemática que, lamentablemente, se presenta en distintos ámbitos laborales, en las relaciones de trabajo dentro de las organizaciones del Estado se agudiza, debido a que confluyen dos dimensiones de poder que son el poder producto de los dispositivos de control y de las jerarquías laborales, y también el poder político.

Esta característica de las organizaciones estatales es un factor fundamental en la formación de su cultura, ya que el poder político - que está siempre en disputa- interfiere activa y dinámicamente en las relaciones de poder que se desarrollan en la actividad laboral, explica Pratesi.

"Las situaciones de precariedad laboral o la posibilidad de progreso en el cargo, son las razones que operan en el aumento de la tolerancia a las situaciones de violencia en la administración pública" comentó.

Se configura así un clima de incertidumbre, inseguridad e impotencia en muchos trabajadores, y de ejercicio de poder de otros, que tienen una fuerte repercusión en la productividad y eficiencia del trabajo.

Las situaciones de violencia laboral incrementan los pedidos de licencia, ausentismo, pase de áreas, sanciones, entre otras consecuencias.

Pratesi recuerda que las funciones pscicosociales del trabajo tienen una influencia positiva en la vida de las personas cuando se desarrolla en circunstancias que garantizan el respeto de los trabajadores, pero cuando ello no sucede y las condiciones de trabajo son inadecuadas, se generan resultados perniciosos en el nivel psicosocial".

La violencia laboral puede tomar distintas direcciones, como la descendente, ascendente y horizontal.

La situación que se registra con mayor predominancia es la violencia de superior a subordinado, como jefes, directores, que hostigan a trabajadores de sus áreas con acciones como tareas excesivas, exigencias de tiempos, y hasta dejarlo sin funciones.

Sin embargo, se considera como la más nociva para la productividad de la institución y la salud de los trabajadores, la  violencia entre pares, que se refleja en situaciones de obstrucción en el trabajo, ocultamiento de información, agresiones verbales, entre otras formas.

En menor medida, aunque no por ello sin efectos perjudiciales, se registran casos de violencia laboral de subordinados hacia un superior, a través de acciones que buscan menguar el poder del superior a través de afectar a la persona.

ESTRATEGIAS DE PREVENCION. Lo observado en la investigación, demuestra que a las situaciones de violencia laboral no se les dan soluciones, ni desde las organizaciones, ni desde los sindicatos.

En ese sentido, los investigadores resolvieron encarar un trabajo de articulación con sindicatos de Corrientes y Chaco, a través de un proyecto de extensión de la UNNE en el Medio, con el objetivo de que estas organizaciones puedan estar preparadas para dar respuestas a denuncias por violencia laboral.

Así, se avanzó en capacitaciones, charlas, y reuniones de trabajo con los sindicatos, en el marco de estrategias para la prevención y el abordaje de episodios de violencia.

Además en algunas de las instituciones en que se desarrolló la investigación,  se hicieron recomendaciones en relación a las situaciones observadas.

José Goretta