Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Gestionan el montaje de un banco de ensayo para ventiladores industriales

La Facultad de Ingeniería de la UNNE gestiona un proyecto para instalar en sus dependencias un banco de ensayo de ventiladores industriales, que de concretarse sería el primero de su tipo en la Argentina.

Se trata de un área de la tecnología que tiene por delante un amplio campo, con aplicaciones aún en explotaciones mineras, donde los ventiladores utilizados para esta actividad pueden tener álabes de hasta 9 metros de diámetros. Estos ventiladores industriales son ubicados en el exterior de las minas y desde allí inyectan aire para ventilar el interior de las perforaciones dónde se desarrolla la actividad.

En el proceso de fabricación de estos equipos la etapa de diseño y prueba es lo más importante, porque están en juego varios factores pero principalmente la vida de cientos de obreros. En ese sentido la apuesta de las autoridades de Ingeniería es encargarse de las pruebas de los distintos diseños donde se evalúe principalmente los efectos de fatiga de los álabes del ventilador bajo distintos regímenes de velocidad y tiempo de funcionamiento.

Tecnológicamente es un desafío para el país construir este banco de ensayos cumpliendo las exigencias de las normas internacionales disponiendo la Facultad de Ingeniería el personal con formación específica en el área de aerodinámica y el espacio físico necesario.

La Facultad ya mostró su predisposición de construir el banco de ensayo con personal técnico de la UNNE en las instalaciones donde actualmente está emplazado el “Túnel del Viento”. La iniciativa estaría avanzada en aspectos legales, normativos y logísticos, pero faltaría sortear la traba de inversión económica para la financiación del instrumental necesario para terminar de dar vida al proyecto.

De acuerdo a lo expresado por el ingeniero Mario De Bortoli-referente del proyecto- el banco a instalar servirá además para monitorear un ventilador en su lugar de funcionamiento, lo que no limita a un sitio fijo el estudio correspondiente.

Por otra parte desde lo institucional se complementaría el actual aporte que da el túnel de viento para ensayos de estructuras civiles, ampliando así el área de los trabajos de consultoría que se realizan usualmente en este laboratorio.

La no disponibilidad de este banco de ensayos limita el desarrollo de las empresas especialmente en lo que refiere a patentamiento de nuevos diseños geométricos de álabes para necesidades específicas, ya que no disponen de las curvas de desempeño del ventilador que cubra  rango de funcionamiento.

La construcción de un banco de ensayos de ventiladores en las instalaciones de la facultad traería además sus beneficios académicos. Los estudiantes podrán realizar sus trabajos finales de grado y tesis de posgrados de maestría y doctorado en el área de interacción fluido estructura, análisis dinámico estructural de los álabes, efectos de fatiga, materiales compuestos y maximización del rendimiento energético. Además, la facultad participaría en las recomendaciones y sugerencias para elaborar normas argentinas de evaluación de desempeño de estos tipos de equipamientos.

Como bien lo resume el ingeniero De Bórtoli, “con estas actividades reflejamos los lineamientos de la actual gestión de las autoridades de la Facultad de Ingeniería y de la Universidad Nacional del Nordeste de aportar como institución académica desarrollos tecnológicos al sector productivo, propiciando la transferencia de  tecnología con un alto contenido científico a las empresas nacionales que estén en el rubro de la fabricación de ventiladores de uso industrial”.

Un eslabón más de este proyecto es el armado de un Polo de Desarrollo Tecnológico desde la UNNE, con el complemento de la capacitación y asesoramiento a profesionales y empresas que lo requieran.

El Laboratorio de Aerodinámica forma parte del Instituto de Modelado e Innovación Tecnológica (IMIT) en la conformación de Institutos de Doble dependencia CONICET –UNNE.

 Energía Eólica. Otra línea de desarrollo en esta área de Ingeniería de Viento, tiene que ver con un Proyecto de Investigación Científica y Tecnológica (PICT) obtenido por la UNNE para realizar un mapeo eólico en la región NEA. Esta actividad guarda relación con evaluar la potencialidad de generar energías alternativas.

En este sentido, la construcción del mapa eólico en la región del NEA detectó zonas aptas en Misiones, Corrientes y en la Isla del Cerrito, provincia del Chaco. Si bien estos estudios son realizados a nivel integral, para precisar la disponibilidad se necesitaría realizar un relevamiento en el lugar durante un período no menor a un año.

Para continuar con este tipo de trabajo, desde el laboratorio se propone realizar el primer ensayo en el país con un aerogenerador completo cuyas dimensiones estarían en el orden de los tres metros de diámetro. Para lograr estas escalas de modelo es necesario realizar algunos trabajos de adecuación en el túnel de viento, las cuales ya fueron convenientemente analizadas.

De todas formas, el ingeniero De Bortoli aclaró que no se está hablando de condiciones para una generación de energía a un nivel macro, sino a una escala de vivienda familiar en zonas donde no se dispone de energía eléctrica convencional.

En Corrientes el lugar óptimo es coincidente con la represa de Yacyretá en donde se detectó una sección plana con muy buenos índices. Pero los mejores registros fueron localizados en Misiones, donde los valores de la velocidad de los vientos permitirían una conveniente producción de energía.

Juan Monzón Gramajo

23 de abril de 2015