Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Registran primera evidencia de depredación en Gliptodonte en América del Sur


Se publicó en una de las principales revistas de Paleontología la primera evidencia de depredación de un Gliptodonte en América del Sur, hallazgo del que participó el doctor Alfredo Zurita, docente e investigador del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (UNNE-CONICET), en colaboración con otras universidades y centros científicos.
Los gliptodontes, hoy extintos, fueron grandes mamíferos que vivieron hace  millones de años y se extinguieron hace apenas unos diez mil años atrás. Fueron uno de los herbívoros cenozoicos más llamativos de Sudamérica, dado su gran tamaño y aspecto totalmente acorazado (similar a los armadillos actuales).  Si bien son muchos los registros fósiles existentes de estos animales,  cada hallazgo puede aportar nuevos datos sobre su presencia hace millones de años, como distribución geográfica, tamaños, formas de alimentación, entre otros aspectos de relevancia para la Paleontología.
Justamente eso fue lo que se logró con el hallazgo de un gliptodonte de aproximadamente tres millones de años, y que tenía la particularidad de presentar una serie de marcas raras en su esqueleto, que finalmente pudieron comprobarse que eran mordidas de animales carnívoros.  
Este logró resultó ser la primera evidencia de depredación de un gliptodonte en América del Sur, y fue recientemente publicado en la Revista “Paleontología Electrónica” una revista científica de alto prestigio en el ámbito de la Paleontología.
 “Hasta la actualidad  no existían antecedentes de mordidas de animales carnívoros en gliptodontes en América del Sur, se trata de un descubrimiento de relevancia para la disciplina y que además aporta al conocimiento de ese tiempo del Plioceno, en la era geológica Cenozoica” explicó el doctor Alfredo Zurita, participante de la investigación que integraron además investigadores de otras universidades y unidades ejecutoras del CONICET.
Zurita, investigador en Paleontología de Vertebrados del CECOAL y docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, indicó que el hallazgo reviste importancia pues hace tres millones de años, de cuando data el gliptodonte encontrado,  comienzan los procesos migratorios de carnívoros de América del Norte hacia América del Sur, utilizando  América Central como vía de ingreso.
Sobre la investigación, detalló que los restos del gliptodonte fueron encontrados en la zona de Olavarría, Buenos Aires, con marcas no comunes en relación a los anteriores restos fósiles de este animal. Por ello, tras ser convocado para analizar el ejemplar hallado, Zurita se contactó con otros investigadores, y con un especialista de la Colección Paleontológica de La Plata para investigar si las marcas podrían coincidir con mordidas de carnívoros que vivieron hace cinco y tres millones de años.
Así, se pudieron identificar coincidencias de las marcas con la dentición del carnívoro Chapalmalania (Mammalia, Procyonidae), y se estimaron las posibles causas de la muerte y la actividad de depredación sobre el gliptodonte.
Entre algunas conclusiones, las pruebas encontradas sugieren que el caparazón del gliptodonte estuvo cubierto por una lámina de agua poco profunda, por lo que pudo haber muerto en un canal de agua abandonado como un arroyo, y el animal que lo depredó lo hizo tras la muerte, lo que valida que murió por otra causa.
El paleontólogo de la UNNE sostuvo que los resultados de la investigación servirán además para continuar otros estudios sobre ese lapso de tiempo geológico, así como de este tipo de herbívoro tan particulares como fueron los gliptodontes.
 “El reconocimiento como la primera evidencia de depredación de un gliptodonte en América del Sur y reafirma el nivel de las investigaciones paleontológicas que se hacen en la UNNE, con activa participación en estudios nacionales e internacionales” finalizó el doctor Zurita.

José Goretta