Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Adhesión al proyecto de imprescriptibilidad de abusos sexuales infantiles

La profesora María Delfina Veiravé, Rectora de la UNNE, firmó la adhesión a un proyecto de ley para declarar la imprescriptibilidad de los delitos por abuso sexual infantil.

Se trata de una iniciativa de la Secretaría de Género de la agrupación “Colectivo Nacional”, quienes consideran fundamental que el abuso sexual infantil se convierta en un asunto de interés público y que por las características particulares de este delito se considere su imprescriptibilidad”.

La agrupación lanzó una convocatoria nacional de adhesión al proyecto para modificar el Código Penal y que los delitos de abuso sexual no estén alcanzados por los términos de la prescripción que rigen las causas penales, iniciativa que recibió la adhesión de diferentes personalidades en el país.

En esa línea, referentes de Colectivo Nacional, que tiene sede en la ciudad de Resistencia, fueron recibidas por la Rectora de la UNNE, quien firmó su acompañamiento al anteproyecto de ley y expuso el compromiso institucional con la temática.

 La Rectora destacó la importancia de generar propuestas para dar visibilidad a un problema de alto impacto social como los abusos sexuales infantiles, y en particular expuso su opinión favorable a la imprescriptibilidad para este tipo de delitos.

En tanto, desde Colectivo Nacional consideraron que la Universidad Nacional del Nordeste puede ser una herramienta clave para visibilizar la triste realidad de los abusos sexuales infantiles y que el tema sea parte de la agenda de los gobiernos y de la ciudadanía.

“Celebramos el apoyo de la UNNE al proyecto, así como la voluntad de trabajo en conjunto”  explicó Marina Frencia, referente de Colectivo Nacional,  quien en la reunión en el Rectorado estuvo acompaña por Rosalía Alvarado, Luciana Delgado, Marian Golzmint, María Delia Cabral, Paola Varela y Guillermina Lencina, integrantes activas de la agrupación.

Sobre el proyecto de imprescriptibilidad de abusos sexuales infantiles, explicaron que la ratificación e incorporación a la Constitución Nacional en su artículo 75 inc. 22, de diversos instrumentos internacionales en Derechos Humanos, en particular, la Convención sobre los Derechos del Niño y los avances legislativos producidos a nivel nacional en materia de infancia y adolescencia, “han generado la necesidad de adoptar políticas tendientes a satisfacer y hacer efectivos los derechos y garantías allí reconocidos”.

Señalaron que sobre los delitos por abuso sexual infantil, el Código Penal en su articulado original señalaba que la prescripción de un delito se contabilizaba desde el momento en que es cometido.

En el año 2011 se aprobó en el Congreso de la Nación la llamada “Ley Piazza” que amplió los plazos de prescripción de los delitos que afecten la integridad sexual de los menores de edad, por lo cual la prescripción, que coincide con el monto de la pena prevista (entre 6 meses y 20 años, según el caso), rige desde que el o la menor cumple los 18 años.

Pero desde la Agrupación Colectivo Nacional señalan que no se puede poner plazos a la decisión de una persona de denunciar un delito que tiene por principal característica la reticencia de la víctima a reconocerlo públicamente, y bajo la nueva legislación, mejorada, una persona mayor de 38 años víctima de abuso ya no puede declarar un hecho de abuso ocurrido cuando era menor de edad.

Señalan  que no existe un estudio que determine cuántos años pasan entre que un niño o niña es abusado y puede verbalizarlo, incluso es algo que a veces no sucede jamás. Lo que sí sabemos es que por las características propias del delito esta denuncia nunca es inmediata” señalan en coincidencia con el Juez Carlos Rozanski, especialista en el tema, quien desde su función judicial es referente a nivel nacional en la búsqueda de la imprescriptibilidad de este delito.

Agregan que no se puede fijar un límite para investigar, pues incluso hay quienes no denuncian nunca un abuso, y se estima que sólo se llevan a la justicia un 10% de los casos.

Sostienen que a pesar de los avances en el país a nivel normativo y de lucha contra este flagelo, muchísimos casos continúan bajo el manto de impunidad y paralelamente en el ámbito judicial se observa un incremento sostenido de las denuncias de delitos sexuales que involucran menores.

“Desde Colectivo Nacional queremos impulsar la sanción de una Ley en el Congreso Nacional que establezca la imprescriptibilidad de los delitos contra la integridad sexual cuando se trata de menores de edad” se fundamenta en el proyecto.

Consideran que en un contexto de reconocimiento de muchos derechos humanos en el país, “consideramos necesario profundizar este recorrido. El delito de abuso sexual infantil es una deuda pendiente, que es necesario abordar en la convicción que se trata de una cuestión pública, una cuestión de Estado, en donde se comparte por igual la responsabilidad de abordar esta problemática entre los tres poderes: Ejecutivo, Judicial y Legislativo”.