Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

Desarrollan herramienta para calcular consumo energético en edificaciones

Investigadores de la UNNE desarrollaron una herramienta informática de gran utilidad para calcular el desempeño y consumo energético de edificaciones. Favorece auditar la eficiencia energética y estimar el impacto de estrategias para reducción del consumo de energía para climatización.

La industria de la construcción tiene alta incidencia en el consumo de energía y materia prima a nivel global, tanto para la etapa de obras de una edificación, como en su vida útil. En Argentina, el 27,57% del consumo de energía corresponde al sector residencial, y gran parte de ese consumo es para climatización de los ambientes.

Frente a esta realidad, en los últimos años el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) implementó la Norma IRAM 11900, titulada “Etiqueta de eficiencia energética de calefacción para edificios” y la Norma IRAM 11659, denominada “Aislamiento térmico de edificios. Verificación de sus condiciones higrotérmicas. Ahorro de energía en refrigeración”.

En base a esas dos normativas IRAM, docentes e investigadores de la cátedra Estructuras II, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE, diseñaron dos planillas informáticas que sistematizan y agilizan los métodos de cálculo propuestos en las normas.

 Se trata de planillas de cálculo que permiten realizar el balance térmico de edificios y determinar el ahorro de energía para refrigeración de los mismos, así como determinar su nivel de eficiencia en calefacción, según las características de sus envolventes perimetrales, es decir de aquello que lo separa del exterior, como ser muros, techos y carpinterías.

 Las planillas fueron diseñadas para ser aplicadas en edificios ubicados en localidades de la región nordeste de Argentina, que abarca las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones, con clima muy cálido y húmedo.

 Básicamente las planillas dan un "pantallazo" general del desempeño energético de las envolventes constructivas perimetrales de los edificios, de acuerdo a los procedimientos establecidos por las normas IRAM 11900 y 11659-2, relacionando este desempeño energético con el consumo de energía eléctrica para climatización que los edificios demandan.

Así lo explicaron la arquitecta Herminia María Alías, directora del trabajo, y Tatiana Yakimchuk, becaria de investigación que lo desarrolló, quienes destacaron la utilidad que representan las planillas para los profesionales.

 Indicaron que no sólo son de utilidad para calcular el desempeño energético de los edificios, sino que permiten también estimar, de forma muy rápida y concisa, las reducciones de consumo de electricidad para refrigeración que se lograrían aplicando distintas estrategias de diseño de los edificios, así como determinar cuáles de las variables de diseño resultan de mayor incidencia en cada caso, para accionar directamente sobre ellas.

“Esto resulta de gran importancia en el contexto de crisis energética actual” destacó la arquitecta Alías en relación a la relevancia de estrategias de reducción del consumo energético en las construcciones, y ejemplificó en esa línea que con mayores espesores de capas aislantes en techos y muros es posible reducir la demanda para climatización mediante equipos de aire acondicionado en un 20 a 35%.

La directora del trabajo destacó el interés suscitado por las citadas planillas desarrolladas en la FAU, en especial tras su presentación en la XXXVII Reunión de Trabajo de la Asociación Argentina de Energías Renovables y Ambiente (ASADES) y en la VI conferencia Regional Latinoamericana de la International Solar Energy Society (ISES).

Las planillas fueron solicitadas por diversos centros de investigación del país, y ante la utilidad que representan, por reducir considerablemente los tiempos de realización de los balances térmicos de edificios, el Área de Propiedad Intelectual de la UNNE, dependiente de la Secretaría de Relaciones Interinstitucionales (SRI), ha gestionado el registro (depósito en custodia) de las citadas planillas ante la Dirección Nacional de Derecho de Autor del Ministerio de Justicia de la Nación.

Yakimchuk detalló que las planillas se realizaron en hojas de cálculo del programa Microsoft Excel, habiéndose comprobado su adecuado su funcionamiento a través de la inserción en ellas de los valores correspondientes a varios edificios-caso localizados en ciudades del NEA.

Comentó que se hicieron verificaciones en el edificio sede de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE, así como en edificios de viviendas de producción estatal de las provincias de Corrientes y Chaco, y se proyecta continuar con otros relevamientos en la región.

RELEVANCIA DEL TEMA. Las investigadoras de la FAU-UNNE explicaron que actualmente en Argentina no existen leyes de alcance nacional que regulen la problemática del uso intensivo de energía para climatización de los edificios y obliguen a los profesionales del medio a aplicar medidas correctoras a los edificios que proyectan y construyen.

Ello a pesar la existencia de distintas líneas de investigación sobre el ahorro y la eficiencia energética en edificios a lo largo del país, en especial en la Universidad Nacional de La Plata y la Universidad de Buenos Aires, que conforman un bagaje de conocimientos y experiencias importante a la hora de proponer reglamentaciones en materia de evaluación de la eficiencia energética de los edificios y medidas de uso racional de energía en los mismos.

 

En el nordeste del país, los estudios sobre ahorro y eficiencia energética en edificios realizados por el equipo de investigación de la cátedra Estructuras II de la Facultad de Arquitectura de la UNNE, dirigido por los arquitectos Guillermo Jacobo y Herminia Alías, constituyen referencias regionales en esta temática.

“La herramienta desarrollada en la FAU-UNNE resulta un antecedente relevante al momento de proponer o ajustar normativas que regulen el consumo energético y el confort térmico en edificios del NEA, imprescindibles en cualquier programa regional de uso racional de la energía que se proponga” destacó la arquitecta Alías.

Señaló que las planillas desarrolladas resultarían de fácil uso y distribución entre los profesionales del medio, con posibilidad de constituirse en insumo para los entes municipales, provinciales o nacionales encargados de auditar la eficiencia energética de los edificios existentes o a proyectar en la región.

NORMAS IRAM. La Norma IRAM 11900 (“Etiqueta de eficiencia energética de calefacción para edificios. Clasificación según la transmitancia térmica de la envolvente”) clasifica las envolventes según un indicador que considera la variación entre la temperatura media ponderada de la superficie interior del cerramiento, y la del centro del local, en grados Celsius.

Éste otorga una etiqueta que va desde “A” (para las envolventes más eficientes) hasta “H” (para las menos eficientes).

En tanto, la Norma IRAM 11659-2 (“Acondicionamiento térmico de edificios. Verificación de sus condiciones higrotérmicas. Ahorro de energía en refrigeración”) evalúa los locales de los edificios, mediante un balance térmico, según un coeficiente que estima la carga térmica de refrigeración de los locales de un edificio, y la compara con coeficientes admisibles para tal carga.

 

José Goretta

7 de octubre de 2015