Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Estudiantes reactivan generador de luz y agua de Escuela Rural

Reactivaron un generador que data del año ´70 -último en su tipo en el país- que permanecía sin uso en un colegio ubicado en Colonia El Llano, a 10 kilómetros de San Luis del Palmar, Corrientes. Gracias a la reparación de este equipo, más de un centenar de chicos continúan con sus clases normalmente en tiempos de cortes de energía. Estudiantes de Comunicación Social se hicieron eco de esta historia y la cuentan desde la perspectiva audiovisual a través de un documental que se estrenará en 2016.

Más de un centenar de alumnos de una escuela rural de Corrientes pueden ahora continuar con el normal desarrollo de sus clases por contar ahora en su establecimiento escolar con un generador de energía que les asegura el suministro de luz y agua, gracias al trabajo de un grupo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste.

Los jóvenes universitarios encararon un trabajo comunitario reparando un viejo generador que encontraron sin uso en la Escuela Rural N° 735 “Juan José Fernández Blanco”, ubicada en Colonia El Llano, a 10 kilómetros de San Luis del Palmar en el interior de Corrientes a través de un proyecto de extensión enmarcado en el Programa “La Universidad en el Medio” denominado “Reciclado de un generador para una escuela rural”.

 

Universitarios en acción

El proyecto cobra vida por iniciativa de un alumno de la Facultad de Ingeniería, Hugo Báez en asociación con el docente Adrián García, profesor de Tecnología de la escuela correntina, en cuyas aulas se educan 70 alumnos de nivel primario, casi 40 del nivel secundario y 14 pequeños del nivel inicial.  Y fue justamente la idea de recuperar un antiguo generador de energía que se encontraba abandonado desde el año 1976 aproximadamente, la que dio lugar a ese vínculo.

Báez propuso entonces al Jefe del Departamento de Mecánica de la Facultad de Ingeniería, ingeniero Gustavo Veroli arreglar el generador para ayudar a esa comunidad escolar. Una vez aceptado el proyecto por las autoridades escolares, los universitarios trasladaron el generador por sus propios medios al taller de Mecánica de la mencionada Facultad, ubicado en Campus Resistencia de la UNNE, para poder trabajar en él.

El equipo de jóvenes universitarios está integrado por los alumnos Javier Dzikoski, Gabriel Vallejos Díaz, Andrés Maschke, Sergio Ríos y el mismo impulsor del proyecto, con la coordinación del jefe del departamento.

“La idea es que la escuela pueda contar con ciclo lectivo completo, porque hoy en día el paraje tiene falencias con el suministro de energía eléctrica, por lo que el arreglo del generador sirve de apoyo en los momentos de carencia de ese servicio”, explica Veroli.

Carolina Nancy Filipi, directora de la escuela rural destacó “las ventajas de volver a contar con  el generador son muy amplias, ya que para llegar a nuestra escuela se debe atravesar una ruta de tierra y cuando llueve y se corta la luz, la cuadrilla de la Dpec no puede llegar hasta la escuela fácilmente para restablecernos el servicio”. Destacó además que el generador funcionando les permite tener luz en las aulas –las que son muy oscuras- y que además funcionen los baños, porque cuando no tenemos energía, el agua también se nos corta automáticamente”.

 

La UNNE y su compromiso social

Ambas instituciones rescatan el vínculo creado entre las Carreras de Ingeniería, Comunicación Social y la escuela rural correntina. “Para nosotros es muy importante y sorpresivo tener en nuestra escuelita a la UNNE, una institución tan grande y tan cercana. También es muy relevante la conexión entre los alumnos de la escuela con los de la facultad; es muy motivador para los chicos poder escuchar los conocimientos que manejan los jóvenes universitarios y la información que les brindan de lo que pueden llegar a estudiar en su futuro. De esta forma, ellos pueden dimensionar que no todo se agota en el aprendizaje de esta Escuela ni en la vida de este paraje” dijo Filipi.

 

Manifestó además que esa población escolar rural reconoció el compromiso de la UNNE con su entorno porque vieron que a pesar de ser una institución tan grande, la Universidad llegó hasta ese punto lejano del interior de Corrientes para mejorar la calidad de vida de esa gente sin interés económico alguno, motivados solo por la intensión de colaborar con la Escuela, en este caso, poniendo a punto el generador que estaba en completo desuso para que les sirva en la generación de energía y provisión de agua potable de ese centro educativo.

El ingeniero José Leonardo Basterra, Decano de la Facultad de Ingeniería de la UNNE explicó “como facultad nosotros tenemos un compromiso con la sociedad y parte de ese compromiso no es sólo la transferencia de conocimiento y educación de los alumnos sino también trasferir ese compromiso de solidaridad y comunitario a nuestra sociedad. Y son justamente los proyectos como éstos los que le dan vida a estos principios de nuestra facultad”.

Las buenas historias merecen ser contadas

Los vínculos forjados gracias a la reparación del generador de energía no sólo involucraron a la escuela rural y la Facultad de Ingeniería de la UNNE. También se sumaron alumnos de la Carrera de Comunicación Social dependiente de la Facultad de Humanidades de la Universidad que decidieron relatar esta historia, volcándola en un documental audiovisual.

El grupo de comunicadores conformado por Karen Kaenel Grella, Marcelo Abasto, Leonardo Erveto, Fabiana Villa, Jeremías Giordano, Luigi Díaz y Jara Cynthia con la colaboración permanente del profesor de la cátedra Teoría y Técnica del Periodismo Audiovisual II, licenciado Darío Román, no solo grabaron un documental donde relatan el proceso de reciclado e instalación del generador, la opinión de miembros de la escuela rural correntina y de la Facultad involucrada, sino que además realizaron su primer trabajo de contacto directo con la comunidad. “Fue nuestro primer acercamiento, intervención y relación directa con la comunidad, porque generalmente nuestros trabajos de Facultad se agotan allí, y esto de tomar contacto con la gente fue muy significativo y enriquecedor para nosotros” destacó la joven estudiante de Comunicación Social, Cynthia Jara.

El rodaje del audiovisual inició en diciembre de 2014. En el mismo los alumnos de Ingeniería que trabajaron en el proyecto, el profesor a cargo del trabajo y autoridades de la mencionada Facultad cuentan en primera persona como vivieron el proceso de reciclado y su opinión acerca de los trabajos comunitarios.  Por otra parte ex miembros de la escuela, directivos y profesores de la misma relatan la importancia de tener en funcionamiento nuevamente el generador, como también del involucramiento de la UNNE en su escuela.

El producto final será un documental de 30 minutos que se estrenará en Marzo de 2016.

 

Único en el país

El viejo generador de energía fue fabricado en Buenos Aires en la década del ´70. Fue traído a esa colonia por el gobierno de facto aproximadamente en 1976. El detalle relevante es que tuvo muy poco uso y es además el último de su generación que existe en el país, según informaron los dueños de la empresa fabricante, con quienes los estudiantes ingenieros tomaron contacto para solicitar los planos y poder trabajar en él.

 

10 de noviembre de 2015