Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

Científica italiana desarrolla investigación en el Instituto de Medicina Regional

La Profesora Letizia Angiolella del Dipartimento de Sanità Pubblica e Malattie Infettive de la Sapienza Università di Roma, trabajó durante algunos días en actividades de investigación en el Área de Micología del Instituto de Medicina Regional (IMR) de la UNNE.

Esta actividad científica se realizó en el marco del Acuerdo firmado en el año 2015 entre la Universidad Nacional del Nordeste y la  Sapienza Università di Roma.

El proyecto sobre el cual investiga el grupo de investigación de la profesora Angiolella junto con Área de Micología del IMR que dirige el doctor Gustavo Giusiano, se basa en el estudio de factores de patogenicidad de Malassezia.

La Malassezia es un género de hongo que produce micosis en la piel como la pitiriasis versicolor, pero que además puede provocar infecciones sistémicas oportunistas de difícil diagnóstico.

Si bien este hongo ha sido reconocido por más de un siglo como habitantes normales de la piel humana y en ciertos animales de sangre caliente, también se los ha vinculado a un amplio rango de enfermedades.  Por este motivo, resulta muy importante conocer su biología para poder realizar el tratamiento correcto en las infecciones, las cuales han ido adquiriendo importancia considerable por su asociación a procesos patológicos emergentes en
humanos.

El tema de la Malassezia forma parte de un amplio proyecto de estudio sobre la ecología, patogenia y sensiblidad de este género de levaduras que desde hace años desarrolla el Área de Micología del Instituto de Medicina Regional.

Paralelamente a la actividad científica, la profesora Angiolella participó también del dictado de clases en la Maestría en Micología Médica que se dicta en la Facultad de Medicina de la UNNE y que es dirigido por el doctor Giusiano.

Como parte del convenio firmado por ambas universidades, en los próximos meses la Sapienza Università di Roma recibirá la visita de la contraparte de la UNNE para continuar la investigación.

Juan Monzón Gramajo

 

10 de marzo de 2016