Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

La UNNE y su compromiso con la no violencia

Este miércoles 3 de junio, bajo la consigna #NiUnaMenos se realizará en setenta ciudades del país distintas convocatorias sociales contra la violencia de género y de su forma más brutal: los femicidios. En Corrientes capital el lugar de encuentro será la Plaza Vera a las 17 hs, donde la ciudadanía podrá participar de un espacio de reunión, de concientización y de visibilización de esta problemática que afecta los derechos de las mujeres.

La Universidad Nacional del Nordeste participará de esta movilización ciudadana junto a organizaciones sociales de mujeres y de derechos humanos con la presencia de los integrantes de toda la comunidad universitaria y sus autoridades. Los universitarios intervendrán de las actividades previstas y de la radio abierta que se instalará en este espacio público reflejando el compromiso y la responsabilidad social de esta institución de Educación Superior con una sociedad libre de violencia, más igualitaria y democrática.

 “Nuestra Universidad viene trabajando hace mucho tiempo en tareas de docencia, investigación y extensión para concientizar sobre la violencia de género” destacó la doctora Mónica Anís, Secretaria Legal y Técnica de la UNNE y Co-Directora del Observatorio de Igualdad de Género y Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de esta Universidad. Amplió su concepto destacando que entre las múltiples actividades que se realizan sobre la temática, se encuentra también la que se realiza en la Facultad de Derecho de la UNNE, donde existe una estructura curricular orientada a estudiar la problemática en las carreras de grado y posgrado, así como proyectos de investigación y de extensión acreditados por la universidad que abordan la problemática en la región, que permitió la creación de un Observatorio de Igualdad de Género y Derechos Humanos donde se encaran estudios y actividades que brindan aportes con alternativas de solución, como el caso del Taller de Litigio Estratégico sobre Derechos Humanos de las Mujeres que se realizará el 16 y 17 de Junio próximo con la presencia del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas y Organismos nacionales y regionales defensores de los derechos de las mujeres.

El Estado invierte 0,80 centavos por mujer para combatir la violencia de género

La doctora Anís dijo además que con las actividades que se promueven desde Observatorio de Igualdad de Género y Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la UNNE se viene informando sobre algunos datos preocupantes “además de mostrar críticamente la escasa preocupación de las políticas públicas nacionales orientadas hacia la eliminación de estas prácticas delictivas” remarcó la funcionaria de la UNNE.

Dijo además que desde el año 2009 existe la Ley para la protección integral contra todas las formas de violencia que puso en cabeza del Consejo Nacional de las Mujeres la responsabilidad de su ejecución. “Desde entonces, los recursos asignados a este organismo nunca llegaron a representar ni la mitad de un dígito del presupuesto total nacional aprobado por el Congreso, destinando en cada año la ínfima cifra de 0,80 centavos por mujer para combatir la violencia de género” informó Anís.

Agregó que tampoco existen registros estadísticos oficiales como lo ordena la Ley y la CEDAW (siglas en inglés que significan Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer) de rango constitucional “los que permitirían realizar un diagnóstico correcto y conocer la magnitud de la problemática del violencia contra las mujeres, recurriendo a relevamientos periodísticos que realizan nuestras universidades públicas (entre ellas la UNNE) junto con organizaciones de la sociedad civil con reconocido compromiso y seriedad científica, los que vienen tratando de visibilizar esta realidad con los elementos que poseen a su alcance, con todas las limitaciones que esto implica” remarcó.

Un femicidio cada 30 horas en Argentina

A pesar de todo lo citado por la doctora Anís y “de la gran cifra negra que seguramente existe -por todos los casos que no salen a la luz- estamos hablando de un femicidio cada 30 horas en Argentina cometido por agresores que están mayoritariamente en el círculo afectivo y cercano de las mujeres (63% de las crímenes fueron cometidos por un varón que fue o es esposo, compañero, novio etc.)” informó la Co-Directora del Observatorio de Igualdad de Género y Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la UNNE.

Explicó además que la nula o escasa presencia de casas refugio dependientes de los Estados nacional y provinciales impiden que las mujeres puedan tener un espacio de contención personal y familiar que les permita salir de las situaciones de violencia, sobre todo cuando 6 de cada 10 femicidios se produce en una vivienda conocida por la víctima. “Y, a pesar de que tiene seis años, sólo dieciocho jurisdicciones provinciales adhirieron a la Ley Nacional de manera progresiva” explicó Anís.

La funcionaria y docente universitaria manifestó además que más allá de la ausencia de criterios comunes y de políticas públicas directas la situación es también preocupante porque 3 de cada 10 mujeres asesinadas tenían denuncias realizadas y/o medida de exclusión del hogar para el agresor, que no fueron bien contenidas ni resueltas por el Estado.

Informó finalmente que todos los datos consignados han sido obtenidos del análisis de los casos relevados “y muestran con pasmosa claridad que la violencia contra las mujeres, expresado en el caso más extremo, terrible y final del femicidio, constituye un asunto de derechos humanos que repercute no solamente en la vida de las víctimas si no que sus efectos afectan a toda la sociedad”.

 “El desafío es poner estos temas en la agenda política argentina”

Así lo reafirmó de forma contundente la doctora Mónica Anís “más allá de la sanción de leyes que visibilicen la violencia y la discriminación hacia las mujeres, sin negar el impacto que las herramientas legislativas tienen en la formación de la opinión pública, es importante entender que lamentablemente con esto no es suficiente”.

Por eso cobra enorme sentido la convocatoria #NiUnaMenos ante las cifras alarmantes de víctimas de femicidio, resaltó. “Seguramente, mucho vamos a aportar comprometiéndonos y participando activamente de estas acciones colectivas para instalar el tema en las prácticas sociales y culturales.

Pero también somos conscientes que esto no basta. Se requieren políticas públicas pensadas a largo plazo, que gocen de presupuesto relevante y que sean eficaces para producir los cambios culturales necesarios  para el logro de la plena igualdad y disfrutar de una vida libre de violencia” subrayó enfática.

2 de junio de 2015