Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Insisten en evitar "criaderos" como clave contra enfermedades vectoriales

 

Especialistas en mosquitos reunidos en la UNNE, resaltaron que cada aparición de enfermedades transmitidas por vectores despierta suma preocupación y alarma en la sociedad, sin embargo reiteraron que minimizar los criaderos de mosquitos es la principal acción.
Científicos de todo el país, y expositores de países vecinos, que trabajan en la temática de mosquitos, participaron de las "IX Jornadas Regionales de Mosquitos" que tuvo como sede al Instituto de Medicina Regional de la UNNE.
En el marco del encuentro, se resaltó la diversidad de grupos de investigación y líneas de estudios involucrados en la temática de mosquitos, lo cual quedó expuesto en los casi 60 resúmenes de investigaciones presentados en las jornadas.
No sólo se recibieron presentaciones de grupos de investigación sino también se compartieron experiencias de organismos sanitarios municipales y provinciales en el control de las principales enfermedades vectoriales.
En el marco de la apertura de las jornadas, la doctora Marina Stein, coordinadora de la organización del evento, destacó la alta participación y la rica producción científica que se registra en un área temática reducida como los mosquitos, que sin embargo gana cada vez mayor trascendencia por la implicancia sanitaria de las enfermedades transmitida por mosquitos.
"Muchas de nuestras respuestas pueden ser equivocadas, pero de eso se trata nuestro trabajo, de formular preguntas, buscar respuestas, equivocarnos, volver a formular preguntas, y así hasta acercarnos a las mejores conclusiones" señaló Stein en relación a la complejidad del área de estudio.
Pero aclaró que los profesionales que trabajan en mosquitos deben estar siempre "ocupados y atentos" a equilibrar la magnitud de éxitos científicos con el aporte real a la solución de estas problemáticas.
En particular destacó es esfuerzo de los organizadores de las jornadas, pero principalmente  de los participantes quienes, en la mayoría de los casos, concurren con propios recursos a fin de compartir experiencias, "lo que amplifica el valor de este encuentro la alta participación".
Por su parte, el director del Instituto de Medicina Regional, doctor Luis Merino, se refirió la creciente importancia sanitaria que revisten los mosquitos como transmisores de enfermedad, y que generan fuerte impacto en la sociedad.
"Patologías que parecían de tierras lejanas, novelescas, que raramente mencionábamos y algunas que casi no podíamos pronunciar, como ser Malaria, Fiebre Amarilla, Dengue, Fiebre Chicungunya, se hacen cotidianas en televisión, radios, periódicos, internet y hasta en facebook" resaltó.
Pero recordó que "detrás hay una alta preocupación sanitaria, sistemas de salud colapsados y hasta elevados números de muertos. Por eso es necesario difundir qué es lo qué funciona y qué no en relación al diagnóstico, tratamiento y especialmente la prevención de enfermedades vectoriales".
Tras la apertura oficial, el doctor Nicolás Schweigmann,  investigador del Grupo de Estudio de Mosquitos de la Universidad de Buenos Aires y del CONICET, brindó una conferencia sobre la identificación, ubicación, hábitat de los principales mosquitos, los sistemas de medición de índices vectoriales, de criaderos, qué enfermedades transmiten y cómo se transmiten, entre otras cuestiones.
El doctor Schweigmann resaltó la importancia de debatir sobre la temática, pues pese al esfuerzo de los investigadores, hay aún muchas cuestiones en las que unificar criterios y además se tiene constantemente que articular las evidencias científicas con su aplicación en el control de los vectores.
Hizo principal hincapié en insistir en el control de vectores como clave en las enfermedades vectoriales, pues comúnmente se otorga importancia a las enfermedades las cuales no se registrarían si no hay vectores.
"Aparece de una enfermedad y se empieza a hablar de la urgencia de una vacuna, y de hacer control vectorial hasta que se obtenga la vacuna. Lo realmente importante es controlar la vector, a través de minimizar criaderos" manifestó.
En esa línea, recordó lo ocurrido con la fiebre amarilla décadas atrás, cuando tras la aparición de la vacuna se relajaron los controles vectoriales "y así el dengue invadió toda América".
El Aedes Aegypti, vector del dengue, transmite sin embargo 103 arbovirus, 5 especies de protozoos, 20 especies de filarias. Por eso, según insistió Schweigmann, "si se encuentra la vacuna del dengue el problema pasará a ser Chicungunya, y así otras tantas enfermedades posibles".
Durante las Jornadas "IX Jornadas Regionales de Mosquitos", se expusieron proyectos y avances en áreas como ecología, biología, sistemática, taxonomía, ecoepidemiología, vigilancia, control, educación, información satelital, entre otras.
Se repasó la historia de una virosis emergente como Chikungunya, la distribución de los principales mosquitos en el país, herramientas para identificación de mosquitos, distintos tipos de hábitats.
También se resaltó a las variables ambientales y su relación con la abundancia de especies de mosquitos, en especial los sanitariamente más importantes.
Comentaron que, según investigaciones, los mosquitos aprovechan de formas distintas los criaderos, de acuerdo a condiciones del ambiente, y muestran diversas capacidades de dispersión, por lo cual erradicar la existencia de criaderos se torna cada vez más como la respuesta básica a la problemática.
Los especialistas, becarios, técnicos, y demás participantes coincidieron en la complejidad de estudios sobre mosquitos, que implica trabajos de observaciones en campo, trabajos de laboratorio, revisión bibliográfica, y siempre con la mirada puesta en cómo ese conocimiento se transmite y plasma en medidas de acción de control vectorial.
Por tanto, expusieron la importancia de una respuesta estatal pero también ciudadano ante la prevención de enfermedades vectoriales, pues sólo de manera integral se puede consolidar una política de control vectorial.
Consideraron que, más que en otras áreas o temas, en caso de enfermedades vectoriales, es determinante la articulación entre el conocimiento científico y las políticas públicas, y la conciencia ciudadana.

José Goretta