Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Destacan resultados de la veda extendida para preservar el recurso íctico

En el marco de una Reunión Bilateral del Consejo Asesor del Convenio de Conservación de los Recursos Icticos de los tramos compartidos del Río Paraná y Paraguay, en que participa la UNNE, se destacaron los resultados obtenidos con la implementación de nuevas medidas de cuidado del recurso, en especial la veda extendida, y pidieron su aplicación en toda la cuenca compartida.
La Reunión Bilateral se llevó a cabo en la sede de la Casa Iberá de la ciudad de Corrientes, con la presencia de representantes de instituciones de Argentina y Paraguay que trabajan en la preservación de los recursos naturales vinculados a la cuenca hídrica regional.
El Consejo Asesor de la parte Argentina está bajo la coordinación del representante de la UNNE, el doctor Juan Pablo Roux, investigador del Instituto de Ictiología del Nordeste (INICNE) y actualmente Subsecretario de Vinculación y Transferencia de la UNNE, quien tuvo a su cargo la presentación de los resultados de la implementación de la modalidad de veda extendida como estrategia innovadora para la preservación del recurso.
Participaron también el doctor Sebastián Sánchez, investigador del Instituto de Ictiología de la UNNE,  científicos de la Universidad Nacional de Misiones y Universidad Nacional de Asunción,  representantes de áreas de Recursos Naturales y Flora y Fauna de Corrientes y Chaco, la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina, organismos gubernamentales de Paraguay, asociaciones de pescadores comerciales y deportivos, fuerzas vivas como Gendarmería y Prefectura, técnicos de las entidades binacionales Yacyretá e Itaipú, entre otras instituciones.
La Veda extendida, fue instrumentada en tramos compartidos del Río Paraná entre Chaco y Corrientes, y comprende la prohibición de pesca los días sábado y domingos para pescadores comerciales y los días martes y miércoles para los pescadores deportivos.
La experiencia piloto de veda extendida reemplazó a la tradicional veda temporal de los meses de noviembre y diciembre que estimaba en esa fecha la reproducción de los peces.
“La veda extendida ha demostrado su eficacia, y la propuesta es que se aplique en todos los tramos compartidos del río Paraná y Paraguay”  concluyó el informe realizado por investigadores, técnicos y autoridades a cargo de la experiencia  de modelo de veda extendida entre Chaco y Corrientes.
Dicha experiencia se propondrá que pueda ser aplicada a todo el tramo compartido de los ríos Paraná y Paraguay, por lo cual se presentará la propuesta en el marco de una reunión del Comité de Coordinación en la ciudad de Asunción, Paraguay el 17 de octubre próximo.
El doctor Roux recordó que en el año 2009 un investigador brasilero presentó el tema de la veda como herramienta más abarcativa. Además en un trabajo de pesquerías realizado en Paraguay de FAO, recomendó revisar el tema de la veda extendida.
Así se empezó a analizar la propuesta en el marco de la Convenio de Conservación de los Recursos Ícticos de los tramos compartidos del Río Paraná y Paraguay. En septiembre del año 2011 en una Reunión Bilateral en Paraguay, se presentó la modalidad de veda extendida y Argentina propuso realizar una experiencia piloto en aguas argentinas entre las provincias de Chaco y Corrientes.
El doctor Roux comentó que la veda tradicional,  surgida en los años 70-80, prohibía el ingreso a la zona de pesca (deportiva y comercial) para evitar daños en la época de reproducción. Ese concepto se mantuvo así por falta de investigación hasta el año 2000. Esa veda a tiempo fijo es una veda simbólica, arraigada en uso cotidiano, pero no tiene sustento científico-técnico.
En tanto, el nuevo paradigma de veda, tiene un enfoque más sistémico, se mira a la veda como una herramienta que integra un complejo sistema de medidas tendientes a garantizar el uso sustentable del recurso.
“Se trata de una medida que baje el esfuerzo extractivo en ciertos momentos del año, mirando los tiempos donde los peces son vulnerables” acotó.
Tras comentar los antecedentes de la instrumentación de la experiencia piloto de veda extendida, Roux dio a conocer resultados de relevamientos que indican que en el periodo de 2000 a 2011 la mayoría de los periodos de reproducción de los principales peces del río se registraron fuera de los meses de noviembre y diciembre en que se aplicaba la veda tradicional.
Especies como dorado, sábalo, boga, han demostrado una variabilidad de sus periodos reproductivos condicionados por la cuestión ambiental, comportamiento del río, temperaturas y otras variables que habrían generado que si se seguía con la veda tradicional en los últimos cuatro años, “se hubiera vedado cuando ya se reprodujeron los peces, es decir que cuando se estaba reproduciendo se los habría pescado igual.
El investigador de la UNNE agregó que la veda extendida fue además acompañada con otras medidas como control de las artes de pesca, monitoreo del recurso, control a la pesca según medidas autorizadas, entre otras acciones.
 “Las medidas de preservación del recurso demandan una articulación entre responsables a nivel de cuenca, porque el pez no sabe si está en aguas argentinas o paraguayas, o si está en Corrientes, Chaco o Misiones” acotó.
En cuanto a la recepción de la medida de veda pesquera extendida, Roux señaló que su aplicación implicó un trabajo previo de diálogo con los pescadores, tanto deportivos como comerciales, para demostrar que la veda tradicional no protegía en forma adecuada al recurso.
“Estimamos viable y necesario extender esta modalidad a todo el nivel de la cuenca compartida de los ríos Paraná y Paraguay” concluyó.