Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Ratifican compromiso institucional con los Derechos Humanos

 

En el marco de la Apertura del Seminario "Construcción de Derechos Humanos en la Conciencia  Regional", la rectora de la UNNE expuso que la universidad garantiza su compromiso con la  Democracia, la Verdad y los Derechos Humanos. Especial mención se hizo del 39º aniversario  del último golpe militar.


El Seminario "Construcción de Derechos Humanos en la Conciencia Regional" se inició en el  Aula Magna del Campus Resistencia de la UNNE y marcó el comienzo de la actividad académica  anual de la Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana que funciona en el  marco de un  acuerdo entre la UNNE- y el Comité para la Defensa de la Salud, Ética y  Derechos Humanos (CODESEDH).

El acto contó con la presencia de la Rectora de la UNNE, profesora María Delfina Veiravé; el  responsable de la Cátedra Libre, doctor Norberto Liwski; Decanos y Secretarios Generales de  la UNNE, profesores de la Cátedra, representantes de organismos de DDHH, agrupaciones  sociales y sindicales, representantes de la justicia, docentes, estudiantes y público en  general.

Si bien el Seminario constituye una actividad principalmente académica, la apertura  transcurrió con momentos de suma emoción, al enmarcarse en los actos conmemorativos por el  24 de Marzo que se recuerda el último Golpe Militar que vivió el país.  

En ese marco, un especial homenaje se realizó a Amanda Mayor de Piérola, militante de Derechos Humanos y madre de Fernando Piérola, asesinado en 1976 en la masacre de Margarita Belén en Chaco.

Amanda Mayor de Piérola es autora del emblemático Mural "Argentina, Dolor y Esperanza"  pintado en una de las paredes del Aula Magna de la UNNE en el Campus Resistencia. Para la apertura del Seminario se resolvió dar vueltas las butacas y poner el escenario en el frente del Mural, ya que habitualmente el escenario central del aula da la espalda al mural.

"Aquí, en este Aula Magna, no sólo estuvo Amanda pintando, también estuvo Fernando que estudiaba Arquitectura, y toda una historia" señaló durante el inicio del Seminario Cristela Piérola, hija de Amanda al recordar la importancia del Mural en la vida de su madre.

"Amanda no peleó sólo por su hijo, y como otras madres no se quedó en el dolor y buscó la  verdad" expresó.

Amanda Mayor de Piérola también fue homenajeada con un fragmento de la Cantata a Margarita  Belén y el tema "Amanda Dolor y Esperanza", a cargo de la banda de Sergio Morra, Neyen  Morra, Adrián "Chino" Niveyro y sus músicos.

Posteriormente, la Rectora de la UNNE resaltó la realización de una nueva edición de la Cátedra Libre de Derechos Humanos, y sostuvo que la participación de la UNNE "implica un compromiso con la causa de los Derechos Humanos desde nuestros lugares de pertenencia".

Expuso su voluntad personal por compartir este espacio "que nos involucra, con nuestras historias y vivencias".

Señaló que la apertura del Seminario a un día de la conmemoración del 24 de Marzo, Día de la Memoria, es una forma de expresar de forma activa el compromiso de la Universidad con la democracia, con la verdad y los derechos humanos.

Aclaró que se trata de "una forma de participación activa, no sólo declarativa, pues este seminario tiene un objetivo de formación pero también de reflexión, de intercambio de experiencias".

Sostuvo que se trata de un compromiso activo porque se pretende generar conocimiento para ampliar las garantías del reconocimiento de los derechos humanos y saldar deudas que se tienen aún como sociedad.

La profesora Veiravé sostuvo que se suele otorgar algún tipo de responsabilidad a las universidades con el último golpe militar, pero recordó que las universidades en nacionales fueron una de las instituciones más castigadas junto con las  organizaciones políticas, sindicales y de la cultura. 

Citó datos de la  CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) que revelan que el 21% de los desaparecidos fueron estudiantes en la última dictadura militar, y además el 81% jóvenes tenían entre 16 y 35 años, el segmento de la población en condiciones de poblar aulas universitarias.

"Para las Universidades significó además pérdida de institucionalidad, autonomía, restricción al ingreso, pérdida de carreras, y hasta cierre de algunas universidades". Agregó que significó un tiempo de prohibición y de imposiciones ideológicas, junto con censura y persecución.

Como ejemplo, mencionó una Resolución del 11 de Mayo de 1976 por la cual fueron cesanteados 26 docentes de la UNNE, y "muchos otros se retiraron para sobrevivir".

La Rectora expuso que el compromiso de la UNNE con los Derechos Humanos puede citarse a través decisiones institucionales como poner el nombre de Raúl Alfonsín al Aula Magna del Campus Resistencia, que la UNNE sea sede las audiencias de la causa "Caballero" de delitos de Lesa Humanidad, en incluso la misma realización de la Cátedra Libre de Derechos Humanos.
También recordó un acuerdo firmado hace algunos años por la UNNE y la Comisión por la Memoria del Chaco para reconstruir legajos de estudiantes universitarios desaparecidos en la última dictadura militar de 1976.

"Se trata de Memoria Activa, que nos sirve para fortalecer nuestro compromiso y  responsabilidad cívica con la democracia y los derechos que todavía nos falta garantizar" insistió.

Comentó que al organizar la Cátedra Libre de Derechos Humanos para este año, se plantearon  la necesidad de focalizar la mirada de los Derechos Humanos desde una perspectiva  regional. "Creo que podemos ampliar el abordaje de estos temas y problemas desde la historia del contexto local y regional, y en la comprensión de las identidades sociales y culturales  que nos caracterizan como región".

Por su parte, el doctor Norberto Liwski, señaló que hablar de Derechos Humanos necesariamente requiere un anclaje en la última dictadura militar cuando se vapulearon todo tipo de derechos básicos.


"Cada 24 de Marzo es una fecha en la cual se combinan sentimientos pero que se reafirman  valores" sostuvo.


Agregó que lo significativo de cada 24 de Marzo es que se da "con la energía de las nuevas generaciones" y mencionó que la mayoría de los que participaron de los actos recordatorios en distintos puntos del país no habían nacido en 1976.


"Hacen suyas las banderas de aquel momento histórico que pretendió llevar al pueblo a su máximo grado de humillación y sometimiento" señaló en relación a la importancia por mantener viva la memoria de aquel tiempo nefasto.


Consideró que las nuevas generaciones lejos de alejarse de esa referencia histórica se aproximan a ella. "Revisan, construyen una mirada de la historia, que interpela a las generaciones mayores en su propia historia y en la transmisión que hacen de su experiencia".


Destacó la decisión de la Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de la UNNE de poner énfasis en una mirada regional y poder hacer una reconstrucción histórica de la construcción de derechos en la perspectiva regional.


"La pregunta que uno hace en el campo de la universalidad de los Derechos Humanos es si esta visión universal anula la particularidad y singularidad de cada cultura, región, de cada tiempo, de cada modalidad con la cual se interpreten los mandatos que provienen de los  instrumentos de Derechos Humanos" interrogó a lo cual respondió que "los instrumentos universales de derechos humanos deben nutrirse de aquello que aporta cada comunidad con sus propias historias, deseos, anhelos, y con sus luchas".

Indicó que ningún instrumento de Derechos Humanos ha surgido de ninguna inspiración personal ni de manera aislada. "Tienen antecedentes que están muy por fuera de una elaboración  técnica, instrumental, normativa, sino unido a los sueños y luchas de los pueblos en su más  profunda realidad".

Liwski resaltó la posibilidad que brinda la Cátedra Libre de hacer una reflexión amplia con la participación activa de diversos actores de la región involucrados en la consolidación de la cultura de los Derechos Humanos.

José Goretta
26 de Marzo de 2015