Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Concientizan a jóvenes sobre el peligro de las adicciones

Docentes y estudiantes del Instituto de Ciencias Criminalísticas y Criminología de la UNNE brindan charlas y talleres en escuelas secundarias para concientizar sobre los peligros y el impacto social de las adicciones.

“La problemática de las adicciones adquiere una repercusión social cada vez mayor, y muchos de los jóvenes ingresan al consumo de sustancias psicoactivas con un gran desconocimiento de los efectos y consecuencias” explicó la licenciada Gisela Forlin, coordinadora de la iniciativa.

Se trata de un proyecto de extensión enmarcado en el Programa “La Universidad en el Medio” que contará con la  participación de docentes y estudiantes avanzados del Instituto de Ciencias Criminalísticas y Criminología.

En el proyecto se realizarán charlas y talleres con el objetivo de “conocer qué saben los jóvenes sobre esta temática”, saber cómo se manejan en sus distintos ambientes de sociabilización, como ser la familia, el barrio, la escuela, los amigos, entre otros.

El acercamiento a los jóvenes es considerado importante para implementar  posteriormente distintas acciones de concientización, y lograr en ellos un conocimiento más profundo de los efectos y consecuencias del consumo de sustancias psicoactivas.

“Se puede observar que muchos jóvenes ingresan a las adicciones no sólo por cuestiones personales o emocionales graves, sino por desconocer o no diferenciar los efectos graves de  las distintas sustancias” explicó.

En ese sentido, desde el Instituto de Ciencias Criminalísticas y Criminología de la UNNE se considera necesario involucrarse en una de las problemáticas más preocupante de la sociedad actual, con fuerte impacto en la región nordeste.

Si bien existen algunas sustancias de mayor consumo como marihuana, cocaína o paco, los docentes de la UNNE señalan que lo importante es poder trabajar sobre los peligros de las distintas sustancias porque en algún momento los jóvenes se podrían enfrentar con esas ofertas.

 Además se pone énfasis en el alcohol y el tabaco, que también son adicciones, y al ser erróneamente consideradas menos peligrosas, suelen ser la puerta de ingreso al consumo de otras drogas o sustancias.

La licenciada Forlin explicó que el trabajo en las escuelas  secundarias posibilita conocer la realidad de distintas franjas de edad, lo cual muestra a chicos que aún no se enfrentaron a estos riesgos, a los que se han iniciado y aquellos que tal vez lleven varios años de consumo de estas sustancias.

“Las realidades son distintas y hay que conocerlas para saber cómo concientizar debidamente” remarcó.

Por último, destacó que el proyecto implica un acercamiento a los jóvenes, pero también es importante el trabajo con los docentes del nivel secundario que son quienes conviven con esta problemática en los estudiantes.

José Goretta

19 de junio de 2015