Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

Físico de la UNNE integra Comisión Internacional para el Medio Ambiente



El doctor Manuel Pulido, docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, fue nombrado miembro de la Comisión Internacional para el Medio Ambiente (ICMA) y es el único científico argentino en integrarla.
La ICMA es una de las diez comisiones que conforman la Asociación Internacional de Meteorología y Ciencias Atmosféricas (IAMAS). Su finalidad es la de fomentar la cooperación internacional en la investigación en la ciencia de la atmósfera media, que se define en términos generales, como aquella que se extiende desde la tropopausa en la termosfera inferior.
Los investigadores que conforman el cuerpo de estas sociedades tienen residencias laborales en distintos países del mundo. La ICMA está integrada por doce miembros, los que se van renovando parcialmente cada cuatro años.

El doctor Manuel Pulido es un referente en la Argentina en el estudio del Cambio Climático. Se desempeña como Profesor Titular del Departamento de Física de la FaCeNa de la UNNE y su actividad científica la lleva adelante en el Instituto de Moelado en Innovación Tecnológica del CONICET.

Hasta el año 2013 formó parte del Comité Directivo Científico (SPARC, Scientific Steering Group) del Programa Mundial de Investigación en Clima (WCRP, World  Climate Research Programme).

En su trabajo de investigación el doctor Pulido se encuentra enfocado en "encontrar nuevas técnicas que permitan mejorar los modelos climáticos". Se trata de un gran desafío para la comunidad científica de esta especialidad, ya que de esa manera se podrá tener mejores predicciones climáticas.

Lo que estamos investigando es el uso de "técnicas inversas en modelos climáticos”. Una de las mayores incertezas que tienen actualmente los modelos climáticos que realizan las proyecciones con distintos escenarios futuros, son sus parámetros físicos.

Son ejemplos de parámetros físicos, la convección (generan las nubes de tormenta); la radiación; fenómenos de turbulencia; pequeña escala, etc. Todas tienen datos desconocidos y hay que ir mejorándolas.

La técnica inversa aplicada por Pulido es observar en primer lugar los fenómenos climáticos y compararlos con los resultados propuestos por el modelo. La diferencia que surjan, son los errores que se deben ajustar progresivamente.

Para eso se utiliza la "asimilación de datos". La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE dispone de un cluster de computadoras que permite realizar estudios de simulación en paralelo con 300 núcleos de procesamiento. Dicho de otra forma, es  como trabajar con 300 computadoras que procesan gran cantidad de información al mismo tiempo y vinculadas entre si.

Juan Monzón Gramajo