Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Humanidades: Reconstruyendo la Historia del Barrio MAPIC

El Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades lleva adelante el Proyecto de Extensión ‘Mi Historia… Nuestra Historia” que, junto a los estudiantes de la EES Nº118,  indaga en los orígenes del Barrio MAPIC y la relación interétnica de Qoms y criollos.
El Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades desarrolla desde 2013 el Proyecto de Extensión “Mi Historia… Nuestra Historia” en la Escuela de Educación Secundaria Nº 118 del barrio MAPIC, en Resistencia. El objetivo de este trabajo es aportar otras formas de conocimiento sobre la región, reconstruyendo la historia del barrio a través de la memoria de sus primeros pobladores. La responsable del Proyecto es la profesora de la cátedra de Antropología Graciela Guarino, que investiga el tema desde 2003 y en la actualidad conforma su Tesis de Maestría. El equipo se completa con la  profesora Adjunta de Antropología Paola Barrios, la Adscripta Noelia Foschiatti, los docentes de la EES Nº118 Lara Caravaca (Ciencias Políticas),  Mabel Filimon (Lengua Qom), Hernán Guido (Educación Física), Antonia Alegre (Directora) y los estudiantes de 2º año 1º división y 3º año 1º división.
 “Esto surge a partir de un trabajo audiovisual que realizan los alumnos* donde pudimos observar que utilizaron datos de nuestra investigación, vimos que hay una socialización de esta información que circula en el barrio, que la utilizan los docentes y los estudiantes. Entonces les propusimos trabajar en conjunto y aportar nueva información. Nuestra idea fue trabajar el testimonio oral y sumarle la visión de los criollos para lograr que el documental refleje la interculturalidad del barrio” explicó Guarino. “El año pasado se trabajó como fuente el Museo y las colecciones etnográficas y arqueológicas y la fotografía etnográfica; este año abordaremos la historia del barrio habitado por Qoms y criollos desde la década de 1970, y el año que viene también sumaremos a la carrera de Comunicación Social para trabajar el audiovisual y la entrevista periodística”.
¿Por qué la reconstrucción de la historia del Barrio MAPIC nos permite comprender la historia de la región? Este lugar se fundó en un momento clave (década de 1970), a partir de un movimiento espontáneo de migración rural hacia la ciudad. Según Guarino “el barrio es un exponente de la situación institucional, política y social regional de la época. El Chaco apenas contaba con unos pocos años como provincia y para el Estado, los originarios eran habitantes del interior, las políticas públicas apuntaban a sostenerlos y mantenerlos en el interior. La población que funda el barrio viene de Pampa del Indio y del Ingenio Las Palmas, con toda la historia que implicó ese lugar, y nuestro objetivo es visibilizar las causas a través de las particularidades: entender cómo y por qué se mantuvieron esas redes sociales y de parentesco; analizar la ocupación longitudinal del espacio donde la escuela actúa como mediadora entre los dos sectores y comprender la convivencia vecinal en una compleja relación interétnica”.
Hubo un acontecimiento en la memoria colectiva que marcó la división en la comunidad que fue la instalación del basural municipal. Originalmente, este espacio estaba pensado para ese fin y los criollos plateaban que el material de desecho era un medio de vida. En cambio, para los indígenas el basural no es un medio de vida como sí lo son las artesanías y las changas. Además, la llegada de los Qom a esa zona proviene de un mandato divino, según ellos. Por eso resistieron esa ocupación. Durante los últimos 10 años el paisaje se modificó notablemente por barrios planificados y la constante urbanización. Ahora el mercado inmobiliario lo considera un espacio con potencial para el desarrollo urbanístico con la autovía, con los servicios, etc., y ya no es un conglomerado exclusivo de comunidades aborígenes.
En última instancia, la presencia de docentes e investigadores de la Facultad –en palabras de la profesora- “brinda la posibilidad de entrenar a los docentes y los estudiantes de la comunidad: que los docentes comprendan que hay otras formas de aprender y enseñar (no sólo los libros), y que los chicos tengan herramientas para contar su propia historia, ser sus propios historiadores”.

Prensa de la Facultad de Humanidades
 

*N. de R. el video se encuentra disponible en  https://www.youtube.com/watch?v=njzdUASo3qo