Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Arquitectura: resguardarán el patrimonio de pueblos forestales santafesinos

 

La Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE colaborará en el resguardo del patrimonio arquitectónico y cultural de pueblos del norte de Santa Fe cuya historia está ligada a la actividad forestal.

Se trata de los pueblos de Villa Guillermina, Villa Ana, La Gallareta y Tartagal, cuatro comunas de la zona norte de la provincia de Santa Fe que nacieron por el desarrollo de la actividad forestal, más precisamente ligadas a la recordada empresa “La Forestal”.

Conocidos también como “Pueblos Forestales”, estas comunidades en la actualidad buscan resguardar esa identidad que los caracteriza como pueblo y región, y con ese objetivo trabajan en propuestas para proteger y difundir su historia y su presente.

Para ello, se firmó un Acuerdo de Cooperación entre los presidentes comunales de Villa Guillermina, Villa Ana, La Gallareta y de Tartagal y la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE Nordeste para el resguardo del patrimonio histórico, cultural y arquitectónico.

En la firma del acuerdo, realizada en la ciudad de Villa Guillermina, participaron el Decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, arquitecto Gustavo Cáceres; el Secretario Académico, arquitecto Carlos Roces; y la arquitecta Linda Rosa Peso, Secretaria de Posgrado de la FAU y profesora Adjunta de la Cátedra “Conservación del Patrimonio”.

Las autoridades de la unidad académica de la UNNE expresaron la voluntad de poder contribuir desde las distintas acciones que se desarrollan en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, y resaltaron el potencial de la zona en alcanzar los objetivos trazados de ser reconocida por su calidad “forestal” que la caracteriza.

El Decano Cáceres expresó que se prevé trabajar en  distintos objetivos, pues lo principal es que el patrimonio arquitectónico no siga siendo alterado y perdiéndose.

Destacó la posibilidad de que la Universidad pueda contribuir en una iniciativa en las cual están involucradas todas las comunidades que integran la zona forestal.

Durante la rúbrica del acuerdo se resaltó la importancia para la región forestal del norte santafecino de poner en valor su historia, para lo cual lo primero es protegerla, en especial a las construcciones de valor histórico.

Además se recordó que desde hace años se trabaja en el rescate y revalorización del pasado, y el afianzamiento de la identidad de pueblos forestales, con propuestas concretas que cuentan con el respaldo de distintos actores de la comunidad.

La puesta en valor del patrimonio histórico-cultural-arquitectónico se considera también una posibilidad de desarrollar la región como de interés turístico.

El origen de los pueblos forestales Villa Guillermina, Villa Ana, La Gallareta y de Tartagal se vincula a la explotación de quebracho colorado y elaboración de tanino por parte de la empresa “La Forestal” que lideró la industria del tanino en Argentina para el mundo.

Esa actividad concentraba casi 2.000.000 hectáreas en el norte de Santa Fe y la pujanza de la actividad fue gestando pequeños núcleos habitacionales que luego se transformaron en ciudades.

El cierre de la empresa se produjo en la década de 1960,  pero la identidad de esos pueblos forestales quedó impregnada en los restos de construcciones e infraestructura de la actividad foresto-industrial que aún se observan en esos pueblos. 

José Goretta

21 de diciembre de 2015