Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Medicina: comunicado de las autoridades fijando la posición institucional

Como se publicó en la Carta abierta difundida principalmente por las redes sociales, reiteramos nuestra responsabilidad moral y académica de formar a los Médicos, Licenciados en Enfermería y Kinesiólogos de la región con la preocupación de brindar a la comunidad los mejores profesionales de la salud que puedan insertarse en sus contextos y prestar servicios de calidad para el cuidado de la salud y en salvaguarda de la seguridad de las personas.

Dicho esto, pretendemos dar a conocer públicamente, de la manera más clara posible, detalles de orden pedagógico, que se han ido esclareciendo a través de respuestas personalizadas a nuestros estudiantes. Entendimos que nuestra función formadora debía priorizar las dudas de nuestros estudiantes, y recién luego, responder lo declarado por otros adultos en los medios de comunicación. Sirvan entonces estas aclaraciones a la comunidad, sólo con la finalidad de visibilizar nuestra posición, para evitar que se continúe tergiversando la información y perturbando la formación de la totalidad de nuestros estudiantes.

Con relación a la validez institucional de la propuesta. La asignatura “Medicina, Hombre y Sociedad”, es una asignatura que reorganizó los contenidos mínimos de Introducción a las Cs. Médicas, con relación directa al plan de estudios vigente para la carrera de Medicina, manteniéndose la carga horaria, y respetándose la relación entre cargas horarias presenciales y virtuales, para la modalidad presencial, según normativa nacional vigente.

Hemos cuidado al máximo los detalles de adecuación curricular para responder de manera coherente a las demandas nacionales en vista de la próxima visita de la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación – Ministerio de Educación de la Nación), para volver a acreditar nuestra carrera por el máximo de años, como ya lo hicimos anteriormente. Por lo tanto, estamos seguros de haber cumplimentado todos los requerimientos normativos sin infringir ninguno de ellos.

Con respecto al régimen de regularidad, el mismo se estableció por puntos (NO PORCENTAJE) de 1 a 100, debiendo lograr el estudiante un promedio de 80 PUNTOS entre los tres tramos para regularizar. Reconocimos nuestra exigencia, deseamos los mejores desempeños académicos, y hemos “premiado” a más de 200 estudiantes que han obtenido ese puntaje en los dos primeros tramos eximiéndolos de rendir los dos parciales escritos. Ahora bien, ¿qué les solicitamos a los estudiantes de menor desempeño?: que rindan un parcial escrito compensatorio para alcanzar el puntaje, y si aun así no lo lograran, que rindan un segundo parcial escrito recuperatorio. Es decir, que tenían varias opciones para desempeñarse de manera muy buena: el cursado y los trabajos de cada tramo, el parcial escrito compensatorio y el parcial escrito recuperatorio. Aunque allí no se terminaron las oportunidades, si no lograban con estas tres instancias los 80 puntos del tramo, tenían la posibilidad de desempeñarse mejor en los tramos siguientes para reunir esa valoración de desempeño. Queremos aclarar enfáticamente que a ningún estudiante se le impidió continuar con el cursado.

Escuchamos en los medios que algunos adultos solicitan volver al sistema de dos parciales escritos que teníamos años anteriores, entendemos que esta propuesta es ampliamente superadora y brinda más oportunidades a aquellos que se esfuerzan y estudian seriamente, los números que hemos publicado oficialmente, nos acompañan: más del 60& de estudiantes siguen cursando camino a la regularidad. Por ende, se niega completamente la afirmación que sostiene que sólo van a ingresar “150, 120, 80 o 2 alumnos” a la carrera, de acuerdo con los informantes que brindan datos erróneos a los medios, ya que no están cerradas las notas del tercer tramo y el final es en la mesa de julio.

Respecto del sistema evaluación de la asignatura. Se informa que todos los instrumentos de evaluación fueron seleccionados de acuerdo con el modelo de formación por competencias, y estuvieron acompañados por sus instrumentos de corrección (rúbricas, listas de cotejo o grillas de evaluación), construidos y consensuados por el equipo docente y equipo coordinador. Como es de conocimiento para quienes se dedican y especializan en educación y más específicamente, en Educación Médica, estos instrumentos de corrección reducen la subjetividad y el sesgo inter-evaluador. Además, todas las comisiones son evaluadas por un poco más de una decena de docentes en las diferentes instancias, manteniendo una rotación de docentes en algunos trabajos, para potenciar la ecuanimidad en las correcciones.

Respecto de la re-evaluación de trabajos. En todas las instancias de publicación de puntajes hemos abierto períodos de revisión de puntajes, y se han respondido de manera afirmativa o negativa, de acuerdo al caso. Esas reconsideraciones de puntaje se debieron principalmente a problemas de registro de los puntos, y lo hemos reconocido a nuestros estudiantes, y hemos subsanado aquellos errores que correspondían.

Respecto del Trabajo en Terreno Integrador N 3. Se les informa que se brindaron micro-clases digitales, artículos científicos y materiales didácticos, y foros de consulta permanentes durante los 15 días de realización de un trabajo práctico de siete (7) páginas (mayoritariamente compuesta de gráficos), con solicitudes estadísticas muy básicas, acompañado con una guía didáctica en la que se especifica claramente lo que se pretende realicen, explicitándose ejemplos para cada punto de la misma. Consideramos que para la realización de identificación de tipos de variables, promedio, media y mediana, no hace falta un estadista que lo realice (como mencionaban estas voces en los medios), y por ello, se brindaron instancias formativas digitales, material de lectura y foro específico de consulta. Cabe señalar también que, salvo el foro que se abrió durante ese tiempo concreto, dichos materiales (clases y bibliografía), se encontraban disponibles para estudio desde el PRIMER DIA de clases.

Respecto de los contenidos de inglés de lo que se ha hablado con total desconocimiento, se les informa que las clases digitales estuvieron disponibles desde el primer día, que dos ejes trabajaron en sus clases presenciales textos en inglés, que se realizaron 3 ejercicios (capsulas) previos con textos en inglés y su interpretación: la primera de carácter formativo (no se computó), la segunda computable con notas con una media de 80 puntos, la tercera (anulada –ya explicaremos más (abajo), y la cuarta donde las preguntas en inglés fueron sólo seis, seleccionadas por la “transparencia” que los términos implicaban (hablar de transparencia de términos de un idioma extranjero implica hacer mención a la similitud con el idioma propio. Ej.: oncology – oncología). Para que puedan evaluar en perspectiva fueron evaluados entonces un texto breve en inglés con preguntas en español (con una media de 80 puntos en los resultados), y 6 preguntas en inglés, que entre todas las actividades que realizan en el aula virtual solo tiene un peso ponderado del 20%.

Respecto de la integración del Campus Virtual, entendemos que dicho entorno es fundamental para la formación de cualquier profesional en la actualidad. Brinda posibilidades casi automáticas de comunicación, intercambio y formación que potencian la presencialidad. Que los problemas técnicos que hemos tenido debido a fallas en la provisión de internet, se han subsanado sin perjuicio de UN SOLO estudiante, ya que se han brindado posibilidades de volver a realizar las actividades que por problemas de nuestro servidor se hayan detectado, en función de los tiempos de cursado.

Por otro lado, y en relación con el tiempo de las actividades virtuales, la decisión pedagógica se basó en dos evidencias: una recomendación de la literatura internacional que propone que para las actividades virtuales se calcule el tiempo de realización de dichas actividades virtuales con los mismos usuarios (además de pruebas que debe hacer e hizo el equipo docente), y la otra sobre la base de la media que tuvieron los estudiantes en las evaluaciones online (capsulas), del primer tramo y las anteriores del segundo tramo (capsula formativa).

Con respecto al diálogo con el equipo docente y la Facultad se informa a la comunidad que los estudiantes mantuvieron diálogos individuales con los profesores, con el equipo de gestión del campus virtual, con la coordinación de la asignatura y se encuentran documentados los MILES de e-mails respondidos, para cualquier requerimiento. A su vez, la coordinación de la asignatura ha respondido más de 400 notas formales con diferentes solicitudes durante el cursado, ha accedido a una reunión convocada por el Centro de Estudiantes el día 14/6, con una duración de tres horas para explicar las decisiones del cursado. Ha accedido al pedido de un grupo de estudiantes a postergar el segundo parcial; la Facultad ha accedido por pedido de consejeros directivos estudiantes, y graduado, a una sesión extraordinaria donde se explicaron los argumentos a favor y en contra de la continuidad del régimen de regularidad aprobado para la asignatura, cuya decisión, por mayoría del Consejo Directivo, fue de dar continuidad a lo aprobado en diciembre de 2015, programa que fuera publicado desde el inicio de clases en el aula virtual (y explicado en clase inaugural al total de los estudiantes); a su vez, autoridades de la Facultad han dialogado con padres de los ingresantes para seguir explicando las razones de este cambio de paradigma después de la sesión extraordinaria.

Y durante el penoso viernes 24/6, ante la irrupción no autorizada de un grupo de estudiantes, padres y dirigentes estudiantiles externos a la facultad, que se apropiaron por varias horas del Consejo Directivo de la misma, el Decanato propuso en tres ocasiones, una mesa de dialogo con los verdaderos protagonistas: los estudiantes, que fueron rechazadas con argumentos inválidos. Viéndose en la obligación de pedir intervención a la Justicia Federal en la persona del Juez Soto Dávila para PRESERVAR las oficinas vinculadas al Decanato y a las diferentes secretarías donde se encuentra la documental y elementos del patrimonio cultural de la institución.

Por último, con respecto de las valoraciones que plantean algunos adultos, que dicen ser tutores, sobre nuestra profesionalidad académica, sólo nos queda reflexionar y dudar de los criterios con los que se guían, ya que al mismo tiempo que tergiversan información, confunden a los mismos estudiantes y a la comunidad, e injurian nuestra institución, pretenden que sus hijos se formen aquí.

Además, se quiere dejar constancia de la difícil tarea que implica responder académicamente la cantidad de falacias, improperios, palabras injuriantes o concepciones erróneas de quienes se han manifestado públicamente. Sólo resta suponer que los mismos están guiados por una emocionalidad inadecuadamente canalizada, que limita notablemente la racionalidad de los planteos. Pedimos a estos adultos y a la comunidad toda, sentido común en las acciones, para que los estudiantes que se encuentran en plena etapa de estudio puedan hacerlo sin sobresaltos y con responsabilidad ya que formar a los futuros médicos que nos van a atender en los próximos años, no es una tarea sencilla, y nos hemos tomado de manera seria y responsable esa formación, así lo seguiremos haciendo en beneficio de nuestra principal responsabilidad: la salud de nuestra población.

27 de junio de 2106

Prensa Facultad de Medicina