Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Cs Agrarias: el Vivero frutal logró una buena calidad de producción

Una importante variedad de plantas frutales se proveen desde la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE a pequeños productores, viveros y al público en general en la región, en busca de aportar a la comunidad plantas de calidad y con controles de sanidad.

 “Vivero Frutales FCA UNNE” es el nombre del establecimiento de producción de plantas frutales que funciona en el Campo Experimental Didáctico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE, sobre la ruta Nacional Nº12.

El Vivero es un espacio de formación práctica de estudiantes, ensayos experimentales y de realización de investigaciones,  pero al mismo tiempo constituye un servicio a la comunidad.

 “En el Vivero se producen distintas plantas como ananá, mangos, maracuyá, níspero, palta, pecan, guayaba, higo, rosella, aguay, que además de la calidad tienen garantizado estándares de sanidad” explicó la ingeniera Agrónoma (Dra.) Paula Alayón, responsable técnica del Vivero Frutales FCA UNNE y docente de la Cátedra Fruticultura.

Se cuenta además con el Vivero Citrícola que cumple con la Normativa Nº 930/09 para la producción de plantas libres de HLB.

En el predio del Campo Experimental se aplican distintas técnicas y procedimientos para la obtención de  plantas  de calidad, trabajos enmarcados dentro de actividades de formación e investigación.

El predio del Vivero está dividido en distintos lotes de acuerdo al tipo de cultivo,  y existen lotes en los que se aplican técnicas de cultivo experimentales y otros con prácticas tradicionales o convencionales que sirven para comparar los resultados de las innovaciones.

Algunas áreas se desarrollan bajo cubierta, a campo, de acuerdo a las características del cultivo y las técnicas que se aplican.

En la tarea cotidiana, los estudiantes, tesistas y becarios de investigación, bajo la orientación de los docentes, se encargan de tareas como preparación de sustratos para almácigos y macetas, control de malezas, riego, fertilización, trasplantes, podas, injertos, controles sanitarios, entre otras tareas.

Lo producido en el Vivero luego se comercializa a pequeños productores,  viveros, feriantes y la comunidad regional, una venta apuntada a pequeños sectores que no demandan tantas cantidades de ejemplares de plantas.

 “Es una forma de aportar plantas de calidad al medio, pero también de ayudar a promover frutales no tan extendidos en la región como el pecán, rosella, níspero, maracuyá, sumados a los más demandados como los cítricos, mango, palto, guayaba”, según explicó la ingeniera Alayón. 

Pero el Vivero FCA UNNE no sólo aporta plantas frutales a la región, sino que también asesora respecto a las necesidades de manejo de las plantas para su supervivencia y mayor productividad, como ser tiempo de plantación, fertilización, poda, riego, entre otros cuidados.

También se dictan capacitaciones a pequeños productores y a organismos gubernamentales que trabajan con familias de productores.

Actualmente se está trabajando en la construcción de un espacio virtual del vivero y se cuenta con el nuevo “Logo” del Vivero Frutales FCA UNNE aprobado por el Consejo Directivo de la Facultad. Ambas estrategias están orientadas a promocionarlo en la comunidad y hacer conocer sus servicios.

 “Consideramos importante que el “Vivero Frutales FCA UNNE” esté cumpliendo con su rol de formación, investigación y también de servicio a la comunidad” resaltó Alayón Luaces.

En ese sentido, la doctora Alayón Luaces remarcó que las actividades del Vivero Frutales FCA UNNE posibilitan la formación de los estudiantes, pero también muchas de esas prácticas innovadoras de cultivos se transfieren luego al sector productivo a través de charlas y capacitaciones.

En especial destacó el compromiso y esfuerzo de todos los integrantes de la Cátedra de Fruticultura,  de los estudiantes y becarios de investigación que desarrollan una destacada labor para sostener el funcionamiento del vivero.

 

1 de agosto de 2016