Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

 

El 14 de diciembre de 1956 con el impulso de organizaciones civiles y empresariales, de jóvenes entusiastas y profesionales de la región, nacía con sede en Corrientes la Universidad Nacional del Nordeste.
Coincidencias o no, cincuenta y ocho años después de aquella fecha trascendente,
las intenciones que forjaron su creación vuelven a estar presentes más que
nunca. Las provincias que componen el nordeste argentino anhelaban entonces
una Universidad que esté al servicio de la promoción y cristalización de
las posibilidades económicas y sociales de la zona; una Universidad que contenga a los jóvenes de la región; un centro formador de técnicos al servicio de la tierra y su riqueza, pero también de hombres capaces de defender las bases de la dignidad nacional.
Sintetizar 58 años de una institución con raíces en todo el NEA, es más que difícil. Con seguridad no estarán plasmados los sueños, dedicación, estudio, trabajo e investigación de varias generaciones que se formaron y brindaron sus servicios a la UNNE.
Están si las políticas estratégicas que guiaron a las diferentes gestiones
a erigir hoy una institución que alberga más 50.400 estudiantes de grado, 4.600 docentes y 1.700 no docentes.
Este Aniversario tiene para la institución un matiz especial, ya que por primera vez en los 58º años de historia la UNNE tiene a una mujer ocupando el cargo de Rectora. La profesora María Delfina Veiravé llegó con el respaldo de sus pares esgrimiendo su compromiso por la democratización del conocimiento en beneficio de la ciudadanía, el sentido de ética pública, una administración ordenada y transparente basada en decisiones colectivas de planificación, ejecución y evaluación de los actos de gobierno.
Su política de gestión mantiene ese compromiso de la institución con la región, revalidando
su misión fundacional de estar al servicio de la comunidad. En el contexto internacional se ha logrado a partir de un trabajo constante, un posicionamiento tal que permite tener actualmente la Vicepresidencia de la Región Cono Sur de la OUI. A esto debe agregarse la presencia fundacional de la UNNE en espacios como el Grupo de Universidades del Norte Grande; la ZICOSUR Universitaria y la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo.
La Universidad cuenta con 200 grupos de I+D que desarrollan aproximadamente 330 proyectos de investigación y desarrollo acreditados en marcha, con financiamiento propio, en las principales áreas del conocimiento. Además, un importante número de proyectos se concretan con financiamiento compartido con otros organismos nacionales. Están en actividad más de 700 investigadores categorizados y cerca de 400 becarios se encuentran integrando proyectos de investigación.
Mirar hacia atrás y ver el camino recorrido sería sin dudas una satisfacción para aquellos visionarios, pero al mismo tiempo será evidente que la tarea recién empieza y que la Universidad tiene por delante nuevos desafíos.
Tal como lo señalaba la Rectora Veiravé al tomar posesión del cargo “las Universidades Nacional de este territorio, tenemos el papel ineludible de construcción de mejores destinos, vida digna y ciudadanía para todos”.
Los principios fundacionales de los jóvenes de 1956 siguen más vivos que nunca. A ellos y a toda la región va el esfuerzo diario de consolidar una institución que “Construye Democracia, Excelencia Académica y Responsabilidad Social”.

 

Juan Monzón Gramajo