Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

Avanza el Plan de Monitoreo de Metas Institucionales

La Universidad Nacional del Nordeste avanza con la implementación de la  “Programación y Monitoreo de la Gestión de Rectorado” que tiene como objetivo el seguimiento de las metas trazadas por las distintas áreas de la institución, en el marco de los lineamientos de gestión de la rectora, profesora María Delfina Veiravé. Se trata de una acción estratégica de la UNNE que se realiza desde diciembre de 2014 a los efectos de corroborar y afianzar la concreción de los objetivos y acciones en temas prioritarios para la institución.

La tarea se realiza bajo la coordinación del equipo del Sistema de Evaluación Permanente, dependiente de la Secretaría General de Planeamiento; con el asesoramiento de un equipo de consultores externos, y cuenta con la participación de referentes de las distintas áreas de Rectorado.

“La Programación y Monitoreo de la Gestión de Rectorado en la Universidad” se encuentra avanzando en el seguimiento permanente de las acciones estratégicas previstas a fin de asegurar logros y dar continuidad a las políticas institucionales”, según se explicó durante la 2º reunión del año de los Coordinadores de área, realizada la semana pasada en la Sala de Comisiones del Consejo Superior de la UNNE.

El proceso es coordinado por la Secretaría General de Planeamiento a través de un Equipo Técnico y se respalda con el compromiso que asumen las autoridades que conforman el Comité de Monitoreo, espacio de seguimiento del trabajo realizado en el marco de éste programa.

Uno de los logros alcanzados durante el 2015 y lo que va del presente año, es el funcionamiento de una Red de Coordinadores de área y el trabajo de los Referentes de metas, donde las distintas Secretarías Generales se encuentran representadas por personal de esta casa de estudios, quienes en conjunto, reciben el apoyo técnico “in-situ” de asesores externos.

Durante la mencionada reunión, el Equipo Técnico del Sistema de Evaluación Permanente realizó la devolución al Reporte Abril/2016 de los coordinadores de esta Red y la presentación del cronograma mensual de trabajo.

Además se destacó la relevancia y utilidad que tienen para la gestión institucional, los reportes mensuales respecto a la comunicación de avances, logros y dificultades en la implementación de metas intermedias que cada área viene programando con compromisos de acciones y fechas, para la concreción de las metas estratégicas.

En el encuentro cada coordinador de área pudo comparar el reporte del Equipo Técnico con el informe que genera su propia área, tras lo cual surgió un intercambio donde los coordinadores compartieron sus inquietudes e iniciativas, y plantearon sus dudas ante la asesora externa Mariana Balestrini.

En este sentido, se han puesto en común las reglas de “semaforización” de las metas estratégicas, cuyo objetivo es medir el estado de las metas y señalar mediante alertas  la definición de apoyos necesarios ante las autoridades del Comité de Monitoreo de la Gestión de Rectorado. También se trabajó en el tratamiento de metas transversales, que implica un trabajo conjunto y coordinado. Y además, se puso énfasis en las metas intermedias que se encuentren atrasadas o no concluidas por motivos externos a cada una de las áreas de trabajo; de modo tal que requieran de mayor atención y seguimiento por parte del Comité.

Se reconoció la importancia de seguir trabajando con el fortalecimiento de las redes internas en cada área para que todos los integrantes, alrededor de 70 personas, se sientan involucrados y comprometidos con el proceso y éste constituya en sí una herramienta natural de gestión y satisfacción de desempeño.

Entre los temas que surgieron como nuevas propuestas para presentar en la próxima reunión de Comité de Monitoreo, dos de las áreas participantes presentaron iniciativas vinculadas al 60 aniversario de la Universidad, tema que revela la importancia que se asume en este acontecimiento.

Desde la Secretaría General de Planeamiento y el Equipo Técnico, resaltaron la dinámica participativa que viene asumiendo este proceso de programación y monitoreo en la definición de sucesivas iniciativas, prioridades y reprogramaciones, las que se reflejan integradas en un tablero de comando con definición de etapas, responsables, indicadores y plazos.