Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Plan de mejora en  las Residencias para alojamiento de la UNNE


 

La Universidad Nacional del Nordeste avanza con un plan de mejora de sus residencias universitarias en las ciudades de Resistencia  y Corrientes, en pos de mejorar los servicios para quienes se alojan en esos predios.

Las Residencias Universitarias se ubican en las ciudades de Resistencia y Corrientes, y brindan un importante servicio para alumnos, docentes, investigadores y visitantes que temporalmente deben desarrollar actividades en la UNNE.

En la ciudad de Resistencia la residencia está ubicada en las inmediaciones del Campus, y tiene una capacidad de 90 personas.

En tanto, en la ciudad de Corrientes la residencia forma parte del Campus Deodoro Roca, y su capacidad es de 180 personas.

Actualmente las residencias albergan principalmente a estudiantes de la UNNE que cursan en las extensiones áulicas de la UNNE en el interior de Corrientes y Chaco y que, circunstancialmente, deben cursar o rendir en las sedes centrales de las facultades en Corrientes y Resistencia.

También suelen alojarse docentes, investigadores y estudiantes de otras universidades e instituciones de Educación que llegan para realizar actividades en la UNNE.

La residencia de la ciudad de Resistencia también es utilizada para alojar a estudiantes del extranjero que forman parte de los programas de movilidad académica en los que participa la UNNE.

En la actual gestión, a cargo de la Rectora María Delfina Veiravé, se consideró imprescindible mejorar el servicio de las residencias, en beneficio de cientos de la gran cantidad de personas que se alojan.
El Subsecretaria de Asuntos Sociales de la UNNE,  Gonzalo Saravia, explicó que en articulación con decanos de las Unidades Académicas en ambas ciudades se avanza en el proyecto de recupero de las residencias, para brindar mejores condiciones de confort y servicios a los usuarios.

En ambas residencias se están realizando obras de mejora y revalorización, con la meta futura de poder lograr la ampliación de la capacidad de las instalaciones.

 Así, se concretaron obras de reforma integral, que se sumaron a tareas periódicas de mantenimiento como ser limpieza de tanques de agua, caños y tuberías, mantenimiento de caminos e iluminación, pintura, entre otras tareas.

Además se equiparon las instalaciones con nuevas camas, dispenser de agua, heladera, mobiliarios y otros equipos para uso de quienes se alojan en la residencia.

También se planifican mejoras en los servicios para amenizar la estadía como áreas de esparcimiento, equipamiento para sala de estar, sumado a la realización de actividades recreativas cuando llegan contingentes importantes de visitantes.

Saravia destacó que el servicio de residencias para visitantes de la UNNE forma parte de una política de relaciones institucionales que permite que los miembros de la UNNE también puedan recibir alojamiento cuando visitan otras universidades.

Reiteró que las mejoras realizadas en ambas residencias implicaron una importante inversión presupuestaria a cargo de la Universidad, y la meta es poder avanzar con iniciativas de ampliación de capacidad de los predios.


5 de octubre de 2016