Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
La UNNE ahorrará energía con un plan de uso eficiente

 

El Consejo Superior de la UNNE aprobó  el “Plan de Uso Responsable de Energía” que dispone acciones concretas para promover el ahorro energético en las instalaciones universitarias, en sintonía con políticas nacionales para el uso eficiente de la energía.

El Plan de Uso Responsable de Energía de la UNNE fue elaborado por el Consejo Asesor Consultivo del Ambiente de la UNNE por pedido de la Rectora, profesora María Delfina Veiravé, y las acciones a implementarse involucrarán la participación y compromiso de distintas áreas de gestión del Rectorado y de las unidades académicas.

La propuesta fue recientemente aprobada por el Consejo Superior de la UNNE, cuerpo directivo que asintió en la necesidad de generar un compromiso institucional para el uso eficiente de energía dentro de la universidad pero también para contribuir a un cambio cultural en la sociedad regional.

El Plan de Uso Responsable de Energía de la UNNE se implementará en concordancia con estrategias nacionales e internacionales para el logro de una mayor eficiencia energética y la preservación del ambiente, así como por la necesidad de cumplir con leyes y normativas en vigencia.

Se explica en la actualidad en el país se promueve un proceso de toma de conciencia sobre el real costo de la energía y la necesidad de cuidarla y preservarla. “Esta situación puede significar la oportunidad para tender a prácticas más respetuosas del ambiente por parte de la comunidad de la UNNE, actuando como motor de cambio e inspiración para la región en su conjunto” explicó la Rectora de la UNNE.

ACCIONES ESTRATEGICAS. El Plan establece medidas a corto, mediano y largo plazo,  con personas encargadas de la aplicación, seguimiento y mejora continua de las acciones a implementarse a nivel de Campus y unidades académicas. 

Entre las premisas del Plan se plantea realizar una gestión de uso responsable de la energía, implementar una normativa de consumo responsable en áreas administrativas, incrementar la eficiencia e incentivar el ahorro energético para reducir el consumo de alumbrado e instalaciones de climatización mediante medidas de mejoramiento y optimización de infraestructuras, equipos e instalaciones térmicas.

Además promueve la integración de energías renovables en los edificios, y educar, sensibilizar y concientizar en el uso responsable de la energía a la comunidad universitaria.

La profesora Veiravé explicó que la Universidad enfrenta un consumo energético significativo por las actividades en sus aulas, laboratorios, gabinetes, oficinas administrativas, campus, y existe una alta dependencia de la energía para el normal desarrollo de las actividades académicas, científicas, recreativas y de gestión.

 

A esto se suma el progresivo incremento de miembros de la comunidad universitaria y la habilitación de nuevas instalaciones en los Campus, lo que implica un importante y constante aumento del consumo energético de las infraestructuras, en especial para 


Iluminación y acondicionamiento térmico. “La Universidad como formadora de ciudadanos con responsabilidad social y ambiental, debe no sólo impartir los conocimientos en la temática sino que debe ser ejemplo ante la sociedad de los preceptos que predica” resaltó la Rectora en consonancia con los fundamentos del Plan aprobado por el Consejo Superior de la UNNE.

Indicó que la relevancia del Plan de Uso Responsable de Energía es que fija acciones concretas y responsables de las acciones, así como etapas para la concreción.

Por mencionar algunas de las acciones, comentó que se proyecta la adecuación de las actividades de la UNNE al horario según época del año para mayor aprovechamiento de luz natural, establecer horario de apagado de las luces ornamentales, reemplazo de lámparas para optimización energética y uso de células fotoeléctricas para controlar la iluminación externa.

Se establece además la sectorización de las instalaciones para desconectar áreas en desuso, y se fija incluir en las licitaciones de compras la obligatoriedad de adquirir productos eléctricos que alcancen nivel A o B de etiquetado de eficiencia energética.


DETALLES DEL PLAN. Sobre los estrategias y acciones a implementarse, la ingeniera Indiana Basterra, referente del Consejo Asesor Consultivo del Ambiente de la UNNE y del Centro de Gestión Ambiental y Ecología (CEGAE-UNNE), explicó que la Universidad como institución reconoce que desarrolla sus actividades con diversos condicionantes que la llevan a registrar un consumo elevado de energía, no obstante se estima factible una reducción del consumo mediante el uso eficiente de la energía, y progresivamente ir adaptando sus instalaciones hacia la eficiencia energética.

Entre esos condicionantes actuales que enfrenta la UNNE se reconoce que las actividades tienen un horario muy extendido con el objetivo de lograr la mayor utilidad posible de las instalaciones educativas. Desde un punto de vista educativo y social este es un aspecto altamente favorable, pero desde un punto de vista energético resulta negativo dado que aumenta notoriamente la demanda de energía.

En el caso de la edificación, mejorar el grado de aislamiento térmico, los materiales utilizados, el estado de los cerramientos exteriores, la distribución y forma de los espacios, y la existencia de instalaciones de control y regulación eléctrica, son cuestiones fundamentales que la UNNE debe optimizar para lograr un mejor aprovechamiento de la energía.

En ese aspecto, para la UNNE es fundamental avanzar en la adecuación de los edificios existentes y la elaboración de pautas para que el diseño de construcciones nuevas y ampliaciones cumplan con criterios de sustentabilidad ambiental.

 

También se propone una revisión del número de equipos eléctricos que operan en las instalaciones, (computadoras, fotocopiadoras, fax, acondicionadores de aire, etc.), antigüedad, eficiencia, instalación adecuada, uso y mantenimiento, pues ello influye directamente en la demanda energética.

 “El Uso Responsable de la Energía pretende instalar un cambio cultural que perdure en el tiempo, no por la escasez sino por el cuidado de un recurso no renovable” finalizó la Rectora de la UNNE, profesora María Delfina Veiravé.

29 de noviembre de 2016

José Goretta