Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
Buenos resultados del programa “Los Científicos van a las Escuelas”

 

Concluyó la edición 2016 del programa “Los Científicos van a las Escuelas” que se desarrolló en 15 establecimientos educativos de la provincia de Corrientes, que propone implementar estrategias innovadoras de enseñanza en clases de ciencias y promover vocaciones científicas en estudiantes.

Los Científicos van a las Escuelas (LCVE) es una iniciativa organizada por el Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación. Propone la interacción entre científicos y docentes para el enriquecimiento de las clases de ciencias en el aula, mediante proyectos de colaboración centrados en las ciencias naturales: física, química, biología, astronomía o ciencias de la Tierra.

Otro de los objetivos principales del programa es la generación de un espacio de intercambio de conocimientos entre científicos y docentes.

La UNNE es una de las instituciones que participa de la iniciativa, en articulación con el Gobierno de la Provincia de Corrientes y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. 

Las actividades de la edición 2016 tuvieron un Taller de Cierre en el que se evaluaron los logros y dificultades, con el objetivo de planificar la edición 2017.

El Taller de Cierre se realizó en la Sala de Sesiones del Consejo Superior de la UNNE con la presencia de la Secretaria General de Ciencia y Técnica de la UNNE, doctora María Silvia Leoni; la Subsecretaria de Gestión de Ciencia y Técnica, doctora María Mercedes González; y el licenciado Fernando Zamora, referente del Programa de Popularización de la Ciencia del MINCyT. 

 “Los Científicos van a la Escuela demostró buenos resultados para hacer más atractiva la enseñanza de la ciencia en establecimiento escolares y además para promover vocaciones científicas”  explicó la doctora María Silvia Leoni.

Destacó la articulación lograda entre los científicos participantes y los docentes, y en especial el interés demostrado por los alumnos, según lo resumido en el balance de actividades realizado por los responsables de los proyectos.

 

En total fueron 15 los proyectos en establecimientos educativos de la ciudad de Corrientes de nivel primario y secundario e institutos de formación docente, y cientos de estudiantes fueron beneficiados con la propuesta.

Durante el Taller de Cierre se explicó que cada propuesta permitió por un lado reforzar la enseñanza de las ciencias naturales por medio de estrategias innovadoras, y a la vez hacer notar ante los jóvenes lo atractivo de ser investigador científico.

Entre los resultados se mencionó el interés demostrado en los estudiantes cuando la modalidad de aprendizaje apunta esencialmente a involucrarlos y demostrar para qué sirve lo que se está aprendiendo. Así, resaltaron las propuestas de investigaciones, experimentos, observaciones al microscopio, salidas de campo, observaciones directas de fenómenos, entre otras actividades.

Asimismo, se destacó la decisión y compromiso de los docentes de los distintos niveles educativos en poder instrumentar modos de enseñanza distintos a los procedimientos más convencionales. 

En la mayoría de las experiencias realizadas en los establecimientos escolares se planteó la importancia de conocer los centros de investigación de la UNNE como estrategia para motivar aún más el interés de los estudiantes.

El representante del MINCyT, licenciado Fernando Zamora, señaló que está garantizada la continuidad del programa en el 2017, e incluso se complementará con aportes financieros para la adquisición de material necesario para optimizar las actividades en el aula.

Destacó la experiencia en Corrientes con acciones que abarcaron distintos contextos educativos y sociales, de acuerdo a la realidad de los establecimientos educativos seleccionados. 

Sostuvo que en cada edición se busca rotar a los científicos participantes así como los establecimientos, como forma de llegar a la mayor cantidad posible de instituciones educativas e involucrar a más científicos en la tarea de popularizar la ciencia.

6 de diciembre de 2016