Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 

La Rectora Veiravé disertó sobre la UNNE y los desafíos de su gestión

 

Una Universidad que comprometerá su opinión en los temas de la agenda regional y nacional, y utilizará como herramientas la participación ampliada, el debate y la cooperación intersectorial, son algunos de los rasgos que la gestión de la profesora Delfina Verivé buscará imprimirle a la Universidad Nacional del Nordeste en los próximos años. Esto se desprende de lo expuesto por la Rectora en una conferencia que brindó en el Club Social de Resistencia invitada por el Rotary Club de esa ciudad.
Si bien la disertación tuvo como tema a “La UNNE y su impacto en la región”, la Rectora hizo foco en los desafíos que buscará llevar a buen puerto. En ese sentido, resaltó la necesidad de trabajar en el posicionamiento de la Universidad “como un centro de producción de conocimiento científico pero fundamentalmente como un actor social dando a conocer sus actividades de docencia, investigación, extensión y participando en los espacios de decision política”.
En el aspecto académico habló de planificar el desarrollo de nuevas carreras para destinatarios específicos, “articulando esfuerzos entre diversas unidades y organismos externos a la Universidad”.
El ingreso y permanencia de los jóvenes en el sistema universitario es un tema de debate a nivel nacional. De cara a esto la Rectora de la UNNE expuso ante los rotarios la necesidad de promover la articulación curricular entre la Universidad y los Sistemas Educativos de las Provincias de la Región. Esta estrategia estará complementada – entre otras acciones- de un Programa de Apoyo y Orientación para la permanencia de los estudiantes que aspiran ingresar a la UNNE.

Baja Graduación. La profesora Veiravé dejó en claro que la UNNE tiene el mismo problema que se da en las otras universidades del país: la baja graduación en función de la cantidad de ingresantes.
Según las cifras que aportó, en la UNNE se reciben por año 3000 nuevos profesionales. Esto es un aporte regional muy importante en materia de formación universitaria. Pero al mismo tiempo preocupa que solo un 24% de los alumnos que ingresaron unos 5 años antes, egresen y que está en coincidencia con el promedio a nivel nacional (20%).
Actualmente la UNNE tiene 60.000 estudiantes de Grado. La matrícula se incrementó en un 250 % en los primeros 10 años de Democracia, pasó de 16.000 a 40.000 entre los años 1985 y 1995, lo que habla de una mayor democratización del acceso a la educación universitaria luego de la Dictadura. El número de ingresantes creció de 3.500 en 1983 a 12.000 en 1985.
Esta última cantidad de ingresantes se mantiene. “Representa uno de los procesos de mayor impacto institucional. Nuevos sectores sociales se incorporaron a la educación superior, con nuevas demandas y expectativas que hay que atender pedagógica y socialmente”, expresó la profesora Veiravé.
Otra característica resaltada por la Rectora con respecto a la matrícula estudiantil de la UNNE es que no está regulada “por ninguna planificación de la demanda profesional que se requiere para un proyecto de desarrollo regional y nacional”.
Así se puede ver que las Facultades con Carreras ligadas al campo Tecnológico y de base en las Ciencias Básicas tienen un número de inscriptos que no supera el 3 % (Ingeniería, Ciencias Agrarias); mientras que las Carreras con mayor demanda son Derecho (29%); Ciencias Económicas (13%); Ciencias Exactas (12%); Humanidades y Medicina (11%).

Escenario. Con esos objetivos por delante la UNNE se aferra a la potencialidad de una institución que integra la región Norte Grande, conformada por 14 Universidades Nacionales que buscan vínculos académicos entre gobiernos provinciales, sociedad y región.
Además de su carácter de institución de formación académica y científica en diversas áreas disciplinares, la UNNE actúa como órgano consultor en temas de desarrollo tecnológico y social ligadas al sector productivo. La profesora Veiravé destacó en este sentido la actividad extensionista desarrollada con más de 70 proyectos con destinatarios concretos, que apuntan a mejorar la calidad de la vida y resolver problemas comunitarios en más de 20 localidades de Chaco y Corrientes.
Señaló también la importancia de integrar la ZICOSUR Universitaria junto a casas de altos estudios de Brasil, Chile, Paraguay y Bolivia. “Este contexto regional es el que tenemos que potenciar para poder impulsar proyectos de envergadura para el desarrollo socio-productivo y salir de postergaciones como siguen siendo las inundaciones, la falta de servicios básicos, de infraestructura de comunicación, tan necesarias para el desarrollo”, dijo la Rectora de la UNNE.

 

Juan Monzón Gramajo