Compartir
bbbvbbb

 

 

   
 
La UNNE participa en el Programa Nacional de Formación Docente

La Universidad Nacional del Nordeste presentó 27 proyectos de formación para docentes, en el marco del programa nacional “Nuestra Escuela” orientado a la formación docente permanente en los distintos niveles educativos.

El Programa Nacional de Formación Permanente “Nuestra Escuela” tiene como objetivo involucrar al universo total de los docentes del país en instancias de formación, con el objetivo de enlazar la jerarquización de la formación docente con los nuevos desafíos de la educación y con el fortalecimiento de la unidad escuela.

Se considera la formación como un aspecto constitutivo del trabajo docente, en tanto derecho y obligación laboral, por lo que se posiciona a la formación docente como un desafío que involucra la integralidad del sistema educativo nacional y promueve la construcción de los consensos necesarios sobre sus prioridades con los gobiernos educativos de las jurisdicciones y el trabajo asociativo con otras organizaciones.

Para la ejecución del programa nacional se han definido dos componentes de trabajo a ser desarrollados de manera complementaria. El primero es institucional y se encuentra centrado en la unidad escuela, mientras que el segundo hace foco en las prioridades formativas, instancia en que participan las universidades.

En ese sentido, el Ministerio de Educación requirió a las Universidades Nacionales que presenten propuestas correspondientes al segundo componente, para la formación de docentes en ejercicio, recién iniciados o con diferentes grados de antigüedad, de escala nacional, por nivel, área/disciplina y puestos de trabajo y/o nuevos roles, sobre temáticas priorizadas federal y jurisdiccionalmente.

La Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) respondió a la convocatoria con la presentación de 27 propuestas de formación para los distintos niveles educativos y en temáticas de formación prioritarias para la región.

Las propuestas pertenecen a la Facultad de Humanidades,  Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura, y la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura, que son facultades que cuentan con recursos humanos y disciplinas requeridas por el programa nacional.

Los docentes de la UNNE trabajaron contra reloj para responder a la convocatoria.

“Fue muy importante la respuesta desde la UNNE a la convocatoria nacional, y se espera una buena recepción por parte de los docentes pues la Universidad, a través de distintas vías, ya tiene una activa participación en la formación de docentes de la región” explicó la profesora Gladys Blazich, responsable de la Dirección de Articulación de Niveles Educativos de la UNNE.

Explicó que los proyectos de formación deben hacer foco tanto en los temas de enseñanza, como en el modo de enseñar y la integración de estrategias que impliquen el trabajo colectivo de diseño e implementación de propuestas pedagógicas.

Los proyectos incluyen distintas propuestas de formación, en función de los objetivos perseguidos, tales como ciclos,  conferencias, seminarios, propuestas de posgrados, entre otros.

Las presentaciones se adecuan al perfil docente destinatario del sistema, Inicial, Primario, Secundario y/o Superior, y además enfoca en alguno de los ejes temáticos identificados para cada uno de los niveles.

Blazich explicó que se considera fundamental que los proyectos incorporen líneas de acción aún no existentes, con anclaje en las prioridades específicas de cada jurisdicción, a los fines de contribuir a la identidad federal del programa, por lo cual se priorizarán aquellas propuestas que resulten seleccionadas por las autoridades jurisdiccionales.

El Programa Nacional de Formación Docente es una política de formación destinada a docentes de todos los niveles de la educación obligatoria y la educación superior y a todas las instituciones educativas de gestión estatal y privada.

Una característica de esta nueva instancia de formación es superar los modelos tradicionales de transmisión en manos de expertos y de cursos aislados para pasar a formatos capaces de dialogar con las prácticas docentes e interpelarlas, movilizar prácticas en un ámbito donde se conjuguen los aportes de la investigación educativa, el conocimiento práctico, el análisis, la reflexión y la reformulación y puesta a prueba constante de dichas prácticas.

Se abordarán integralmente la formación individual y colectiva de los docentes analizando, sistematizando y comunicando sus prácticas; en escenarios colaborativos y sostenidos de manera tal que se interpele el quehacer diario de los docentes y las escuelas.

José Goretta

9 de Octubre de 2014